La pasividad y la mansedumbre no implican bondad, como la rebeldía no significa salvajismo. Emma Goldman

  • Facebook: pages/Ateneo-Republicano-de-la-Alpujarra/170224643024430
  • Twitter: AlpujarraRepubl
  • YouTube: user/AlpujarraRepublicana?feature=mhum
Tenemos 35 invitados conectado(s)

música

Entrevista. Juan Perro: "Cuando las banderas se agitan sobre las cabezas, el pensamiento se esfuma de inmediato"

Enrique Mariño. El maestro Santiago Auserón (Zaragoza, 1954) se hace llamar aprendiz. Erudito de la música, iba para profesor de filosofía cuando la movida se le cruzó delante: Radio Futura. Luego importó el son cubano y paseó por aquí a Compay Segundo —aún faltaba para el Buena Vista Social Club de Ry Cooder—. Latino cuando lo moderno, tuvo que ponerse la careta de Juan Perro para emprender una larga travesía por Cuba, México o Nueva Orleans. Con El viaje (La Huella Sonora) ha vuelto a casa: un disco en el que ha vaciado su mochila, donde cabe todo lo afro, y se hace acompañar sólo por su guitarra. Mañana lo presenta con su sexteto en el Teatro Rialto de Madrid.

Su trabajo tiene rasgos esquizoides, pues alterna la investigación teórica con la práctica sobre las tablas. Al tiempo, usa el ordenador para escribir sus tesis y libros, pero se resiste a prescindir del bolígrafo para anotar las letras de sus canciones.

Me obligo a hacer cierto tipo de reflexiones o búsquedas de versos en un cuaderno de viaje, que siempre llevo conmigo. Mantengo el ejercicio caligráfico como una operación que no pierda por completo la memoria de la infancia, porque hay datos que es importante preservar. Todas las tecnologías tienen un componente técnico y también estético: aportan algo concreto, y una no anula la otra. Sucede igual con la bicicleta y el automóvil.

¿Hay alguna diferencia a la hora de escribir las letras a mano?

Sí. En las letras de las canciones, voy todo el rato de la escritura manual a la electrónica. Cuando tengo que probar variantes de un verso, lo primero que hago es escribirlo veinte veces a mano. Tacho y escribo encima, hasta que la idea se sostiene y la paso al ordenador. En cambio, cuando escribo prosa, voy directamente al ordenador.

Leer más...



Política después de Trump

Opinión Actualidad

Pablo Bustinduy | Violeta Martín. A estas alturas se habrá escrito ya mucho sobre Donald Trump. Se habrá puesto todo tipo de calificativos a su misoginia, el racismo y la homofobia patentes en su discurso, la psicología pre-autoritaria sobre la que ha construido toda su figura y su inverosímil proyecto político. Y sin embargo todo ese volumen de palabras apenas llega a apaciguar la inquietud latente, a silenciar todas las horas previas dedicadas a dar por sentado que no, Trump no puede ganar, Trump nunca será presidente. Desde luego no dedicamos el mismo número de páginas ni de horas de radio o televisión a prever, a prepararnos, a pensar la causa y la solución, la posibilidad de una alternativa.

 

Mariano Rajoy es presidente, ¿fin de ciclo o salida en falso?

Opinión Actualidad

Iñigo Errejón. El Gobierno Rajoy que nace, en todo caso, tiene una necesidad y un objetivo: la derrota moral y cultural de los sectores más progresistas de la sociedad española que se han ilusionado y (re)incorporado a la política tras décadas de apatía

1. El alto precio de una investidura

El pasado sábado Mariano Rajoy fue reelegido presidente tras trescientos días de impasse. Una primera lectura podría deducir que se ha cerrado el ciclo de cambio político iniciado el 15 de mayo de 2011, que el nuevo Gobierno del Partido Popular supone una derrota de las

 

Algo se mueve en la Universidad

III República

José Luis Martín Puga. El pasado 17 de octubre asistí a un acto junto a un entrañable amigo que se celebraba en el Salón de Grados de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Granada. Fue un acto emotivo y cargado de rabia, que quería rescatar del intencionado olvido institucional (y lo consiguió), el vil asesinato en agosto de 1976 del joven estudiante de Biología Javier Verdejo Lucas, perpetrado por las fuerzas del tardofranquismo junto a los muros de la playa de El Zapillo en Almería.

 

Un día cualquiera, moción de censura

Opinión Actualidad

Ivan Redondo. Año 1980. Suena La Chica de ayer. Nacha Pop. De estreno.Estamos en la Carrera de San Jerónimo.Y en un día cualquiera, sin saber por qué, nos encontramos con la siguiente sorpresa: Constatando que el presidente Suárez y su Gobierno, tras un año de poder constitucional, han incumplido reiteradamente compromisos programáticos contraídos ante el conjunto de los ciudadanos, acuerdos con otras fuerzas políticas y asimismo otros contraídos entre las Cortes Generales y que han dejado de ejecutar innumerables mociones o proposiones no de ley aprobadas por las Cámaras, el PSOE de Felipe González Márquez ("Isidoro", piensen ahora en Pablo Iglesias, "El Coletas") presenta una moción de censura en el Congreso.

 

A Sumajestad, el rey de España

III República

Martín Caparros. Don Felipe Juan Pablo Alfonso de Todos los Santos de Borbón y Grecia, rey de España:

Señor Sumajestad (disculpe, no sé si hay que llamarlo así; no sé qué dice un protocolo que, por suerte, ya vamos olvidando), perdonará que lo moleste ahora, pero es que estos días usted sale mucho en los papeles, está en su gran momento: los jefes de los partidos lo van a ver uno por uno y usted los recibe y les sonríe mayestático y al final le dice al que los españoles más o menos eligieron, Mariano Rajoy, que por qué no va y gobierna. Si usted no se lo dijera lo haría igual, claro, porque esto se llama democracia; así que lo suyo no es gran cosa, lo sabemos, pero es su trabajo y trata de hacerlo lo mejor posible.

 

Trescientos días en la niebla

Opinión Actualidad

Enric Juliana. Trescientos días en la niebla. Trescientos catorce días, para ser más exactos, si finalmente la investidura del presidente del gobierno tiene lugar el próximo domingo. España, quinto país más poblado de la Unión y uno de los eslabones críticos de la cadena de debilidades europeas, ha vivido diez meses en suspenso sin que ello haya alterado dramáticamente la paz ciudadana –el terrorismo de ETA se eclipsó hace un lustro– y sin que la economía se haya visto perjudicada, aparentemente, por el bloqueo político. El caso España ha asombrado al mundo y será estudiado como ejemplo de las nuevas situaciones de estrés en las democracias parlamentarias.

 

Yonquis del PSOE

Opinión Actualidad

David Torres. En el PSOE están calculando a ver cuántos diputados tendrían que abstenerse para echarle una mano a Mariano con la investidura. Puede que les baste con once. Es una decisión difícil, puesto que se trata de saber hasta dónde puede mezclarse el PSOE directamente con el PP y que siga pareciendo el PSOE. Este mercadeo de votos y ausencias entre barones y fontaneros evoca a aquellos legendarios camellos de barrio que adulteraban la heroína con cualquier sustancia a mano para sacar más beneficios. Se decía que usaban azúcar, sal, harina, leche en polvo; en fin, lo importante era dar color y que la cosa no se notara mucho.

 

twitter

JoniJnm.es

últimos comentarios

  • A palabras nazis, oídos rojos leer +
  • Hijos de puta franco os revento elle culo leer +
  • Gracias, compañero, por decir ALto y Claro, lo que... leer +
  • ¡YO MÍO! ESTA PESADILLA NO TIENE FIN, ¿LLEGARA EL ... leer +
  • magistral nuestro hombre, el que debió ser preside... leer +
  • POR TODAS Y CADA UNA DE LAS INDECENCIAS QUE SE NOM... leer +

libros

La España vacía

Agustín García Simón. Los títulos no hacen los libros, como el hábito no hace al monje, pero ayudan mucho a su contenido, trayectoria y existencia, con las que a veces se confunden. En ocasiones son tan atinados que se convierten en eficaces referencias conceptuales y, en los mejores casos, irrumpen en el caudal de la lengua como neologismos imprescindibles tras su aparición, acuñados por los hablantes con un uso frecuente y exitoso. Creo que es el caso de La España vacía. Viaje por un país que nunca fue (Madrid, Turner, 2016), de Sergio del Molino, uno de esos ensayos de la actualidad editorial que, socapa de un totum revolutum en su planteamiento y desarrollo, consigue un conjunto bien armado, original e imaginativo, porque en algunas cuestiones capitales no es menor la imaginación que le echa el autor. El libro viene circulando desde hace meses felizmente jaleado, no obstante el tema escabroso que trata, esa España interior no sólo abandonada vergonzantemente por los poderes públicos y privados, sino también despreciada con estúpida suficiencia por la otra España que su vacío hizo posible; la España  llena y periférica, donde lo más granado de su sedicente intelligentsia sigue aborreciendo con prepotencia cuanto venga de ese mar interior de tierra parda y sus montañas.

Leer más...