La pasividad y la mansedumbre no implican bondad, como la rebeldía no significa salvajismo. Emma Goldman

  • Facebook: pages/Ateneo-Republicano-de-la-Alpujarra/170224643024430
  • Twitter: AlpujarraRepubl
  • YouTube: user/AlpujarraRepublicana?feature=mhum
Tenemos 61 invitados conectado(s)

música

Entrevista. Juan Perro: "Cuando las banderas se agitan sobre las cabezas, el pensamiento se esfuma de inmediato"

Enrique Mariño. El maestro Santiago Auserón (Zaragoza, 1954) se hace llamar aprendiz. Erudito de la música, iba para profesor de filosofía cuando la movida se le cruzó delante: Radio Futura. Luego importó el son cubano y paseó por aquí a Compay Segundo —aún faltaba para el Buena Vista Social Club de Ry Cooder—. Latino cuando lo moderno, tuvo que ponerse la careta de Juan Perro para emprender una larga travesía por Cuba, México o Nueva Orleans. Con El viaje (La Huella Sonora) ha vuelto a casa: un disco en el que ha vaciado su mochila, donde cabe todo lo afro, y se hace acompañar sólo por su guitarra. Mañana lo presenta con su sexteto en el Teatro Rialto de Madrid.

Su trabajo tiene rasgos esquizoides, pues alterna la investigación teórica con la práctica sobre las tablas. Al tiempo, usa el ordenador para escribir sus tesis y libros, pero se resiste a prescindir del bolígrafo para anotar las letras de sus canciones.

Me obligo a hacer cierto tipo de reflexiones o búsquedas de versos en un cuaderno de viaje, que siempre llevo conmigo. Mantengo el ejercicio caligráfico como una operación que no pierda por completo la memoria de la infancia, porque hay datos que es importante preservar. Todas las tecnologías tienen un componente técnico y también estético: aportan algo concreto, y una no anula la otra. Sucede igual con la bicicleta y el automóvil.

¿Hay alguna diferencia a la hora de escribir las letras a mano?

Sí. En las letras de las canciones, voy todo el rato de la escritura manual a la electrónica. Cuando tengo que probar variantes de un verso, lo primero que hago es escribirlo veinte veces a mano. Tacho y escribo encima, hasta que la idea se sostiene y la paso al ordenador. En cambio, cuando escribo prosa, voy directamente al ordenador.

Leer más...



III República

Algo se mueve en la Universidad

III República

José Luis Martín Puga. El pasado 17 de octubre asistí a un acto junto a un entrañable amigo que se celebraba en el Salón de Grados de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Granada. Fue un acto emotivo y cargado de rabia, que quería rescatar del intencionado olvido institucional (y lo consiguió), el vil asesinato en agosto de 1976 del joven estudiante de Biología Javier Verdejo Lucas, perpetrado por las fuerzas del tardofranquismo junto a los muros de la playa de El Zapillo en Almería.

 

La necesidad de romper con la inmunidad y el olvido

III República

Vicenç Navarro. El enorme dominio que las fuerzas conservadoras (que controlaban el aparato del Estado español así como la mayoría de los medios de información) tuvieron sobre la sociedad española en el periodo de transición de la dictadura a la democracia explica que no hubiera una rotura con la cultura dominante en el régimen dictatorial, llamado en España régimen franquista (pero conocido fuera de ésta como fascista), sino una modificación, que fue acentuándose a medida que transcurría la democracia pero sin que nunca hubiera una clara discontinuidad con la cultura que durante cuarenta años el régimen dictatorial impuso a la población española.

 

Los Borbón usaron los mismos despachos que Bárcenas y los Pujol para repartir una herencia oculta en Panamá

III República

Antonio Maestre y Carlos Mier. Los mismos gestores, el mismo modus operandi. La familia Borbón-Dos Sicilias y Borbón construyó y mantuvo en el tiempo un entramado societario opaco al Fisco español valiéndose de los mismos intermediarios que aparecen en las principales causas corruptas abiertas en nuestro país. Según una información exclusiva a la que han tenido acceso La Marea, Diagonal y eldiario.es a través del buzón Fíltrala, los familiares del rey Felipe VI abrieron en marzo de 2002 una fundación de interés privado en Panamá a través de un despacho subsidiario del banco suizo Lombard Odier, Favona SA, para poner a buen recaudo el patrimonio de María Cristina Borbón-Parma, tía abuela del rey Felipe VI.

 

"Decir que el asesinato de Calvo Sotelo desencadenó la Guerra Civil es un error"

III República

Carlos Prieto. Que la historia reciente de España se estudia de tapadillo en los colegios es algo que todos hemos vivido y que nadie podrá negar con demasiada convicción. De ese carencia se ocupa el historiador Fernando Hernández Sánchez en su nuevo libro, 'El bulldozer negro del general Franco' (Pasado y Presente), o la historia del siglo XX español para jóvenes. Un texto para "nativos digitales" cuyas visiones sobre el franquismo y la Transición son menos edulcoradas y más crudas que las de los típicos textos escolares.

 

6 'zascas' del discurso de Clara Campoamor por el voto femenino que nos siguen emocionando

III República

S. Moda. Hace 84 años la diputada de Madrid entonó en las Cortes un memorable alegato sufragista que merece ser rescatado y ensalzado.

Las españolas emitieron su voto por primera vez en las elecciones generales de 1933. No había sido un camino fácil, los políticos de la época aseguraban que incluir a las féminas en la ecuación electoral significa contar con "seres incapaces". No ha pasado ni un siglo de este logro: en España nos creían incompletas y pocos años antes, en Reino Unido, a las defensoras del voto las llamaban 'hooligans' y "mentirosas".

 

La corona retratada

III República

Suso de Toro. Es de lo más razonable el ser republicano y no monárquico, pero no debemos olvidar que la vida no es razonable y por eso hay personas que creen que una monarquía es lo ideal. ¿Y si tuviesen razón? Hay que respetar ese punto de vista.

Muchos pensamos que vivir en un régimen republicano permite una vida digna y que una monarquía convierte a las personas en súbditos, pero hoy que las monarquías no tienen la fuerza ejecutiva para someter a la gente, ¿por qué hay personas monárquicas en sociedades democráticas, como Dinamarca, Holanda o Noruega? Y son personas informadas e inteligentes.

 

Aniversario, 4 de Diciembre de 1977. Andalucía y la construción de la III República

III República

Varios. La Autonomía Andaluza hunde sus raíces en las luchas históricas de nuestro pueblo, la Constitución Federal de Antequera de 1883, las movilizaciones que proclamaron la I República, el advenimiento de la II República Española en el año 1931, las movilizaciones por la reforma agraria, por la educación pública, y por salir del caciquismo y de la opresión, la asamblea de Córdoba de 1933 elaboró un borrador de estatuto impulsado por Blas Infante, que no pudo tramitarse en el parlamento republicano por la sublevación de los militares golpistas y traidores, encabezados por el General Franco, que ahogaron en sangre los sueños de Andalucía y de la II República.

 
Más artículos...

twitter

JoniJnm.es

últimos comentarios

  • A palabras nazis, oídos rojos leer +
  • Hijos de puta franco os revento elle culo leer +
  • Gracias, compañero, por decir ALto y Claro, lo que... leer +
  • ¡YO MÍO! ESTA PESADILLA NO TIENE FIN, ¿LLEGARA EL ... leer +
  • magistral nuestro hombre, el que debió ser preside... leer +
  • POR TODAS Y CADA UNA DE LAS INDECENCIAS QUE SE NOM... leer +

libros

La España vacía

Agustín García Simón. Los títulos no hacen los libros, como el hábito no hace al monje, pero ayudan mucho a su contenido, trayectoria y existencia, con las que a veces se confunden. En ocasiones son tan atinados que se convierten en eficaces referencias conceptuales y, en los mejores casos, irrumpen en el caudal de la lengua como neologismos imprescindibles tras su aparición, acuñados por los hablantes con un uso frecuente y exitoso. Creo que es el caso de La España vacía. Viaje por un país que nunca fue (Madrid, Turner, 2016), de Sergio del Molino, uno de esos ensayos de la actualidad editorial que, socapa de un totum revolutum en su planteamiento y desarrollo, consigue un conjunto bien armado, original e imaginativo, porque en algunas cuestiones capitales no es menor la imaginación que le echa el autor. El libro viene circulando desde hace meses felizmente jaleado, no obstante el tema escabroso que trata, esa España interior no sólo abandonada vergonzantemente por los poderes públicos y privados, sino también despreciada con estúpida suficiencia por la otra España que su vacío hizo posible; la España  llena y periférica, donde lo más granado de su sedicente intelligentsia sigue aborreciendo con prepotencia cuanto venga de ese mar interior de tierra parda y sus montañas.

Leer más...