La pasividad y la mansedumbre no implican bondad, como la rebeldía no significa salvajismo. Emma Goldman

  • Facebook: pages/Ateneo-Republicano-de-la-Alpujarra/170224643024430
  • Twitter: AlpujarraRepubl
  • YouTube: user/AlpujarraRepublicana?feature=mhum
Tenemos 81 invitados conectado(s)

música

Entrevista. Juan Perro: "Cuando las banderas se agitan sobre las cabezas, el pensamiento se esfuma de inmediato"

Enrique Mariño. El maestro Santiago Auserón (Zaragoza, 1954) se hace llamar aprendiz. Erudito de la música, iba para profesor de filosofía cuando la movida se le cruzó delante: Radio Futura. Luego importó el son cubano y paseó por aquí a Compay Segundo —aún faltaba para el Buena Vista Social Club de Ry Cooder—. Latino cuando lo moderno, tuvo que ponerse la careta de Juan Perro para emprender una larga travesía por Cuba, México o Nueva Orleans. Con El viaje (La Huella Sonora) ha vuelto a casa: un disco en el que ha vaciado su mochila, donde cabe todo lo afro, y se hace acompañar sólo por su guitarra. Mañana lo presenta con su sexteto en el Teatro Rialto de Madrid.

Su trabajo tiene rasgos esquizoides, pues alterna la investigación teórica con la práctica sobre las tablas. Al tiempo, usa el ordenador para escribir sus tesis y libros, pero se resiste a prescindir del bolígrafo para anotar las letras de sus canciones.

Me obligo a hacer cierto tipo de reflexiones o búsquedas de versos en un cuaderno de viaje, que siempre llevo conmigo. Mantengo el ejercicio caligráfico como una operación que no pierda por completo la memoria de la infancia, porque hay datos que es importante preservar. Todas las tecnologías tienen un componente técnico y también estético: aportan algo concreto, y una no anula la otra. Sucede igual con la bicicleta y el automóvil.

¿Hay alguna diferencia a la hora de escribir las letras a mano?

Sí. En las letras de las canciones, voy todo el rato de la escritura manual a la electrónica. Cuando tengo que probar variantes de un verso, lo primero que hago es escribirlo veinte veces a mano. Tacho y escribo encima, hasta que la idea se sostiene y la paso al ordenador. En cambio, cuando escribo prosa, voy directamente al ordenador.

Leer más...



Opinión

Querella contra Bárcenas

Lucha social

Los colectivos y organizaciones querellantes de los ‘papeles de Bárcenas’ señalan tras las primeras declaraciones que lo que se instruye “no es sólo la cuantía de los sobresuelos, sino también la procedencia de los mismos y si existieron o no contraprestaciones”

Ayer lunes comenzaron las declaraciones de los testigos tras la interposición de la querella contra Bárcenas, dirigentes y militantes del PP y empresarios de constructoras.

COMUNICADO DE LAS ORGANIZACIONES QUERELLANTE - 21 de mayo de 2013

 

Podemos a mitad de camino

Opinión Actualidad

Iñigo Errejón. Pese a todas las maniobras de desgaste, los insultos, la campaña del miedo, los errores propios y las zancadillas, una fuerza que desafía claramente a los poderosos obtuvo el 20D 5 millones y el 21% de los votos

1. El discurso no es ropaje sino terreno de combate

Hace algunas semanas me encontraba en un supermercado y se acercaron a hablar conmigo, por separado, dos trabajadores del mismo. La primera, dándome ánimos, me pidió, "para cuando estuviéramos arriba", que no nos olvidásemos de los derechos de los animales, sobre cuya legislación tenía un profundo conocimiento.

 

Los movimientos sociales son grietas del sistema

Lucha social

Shangay Lily

Y esas grietas que evidencian que la presa no es tan maravillosa como nos quieren vender son los movimientos sociales. Ellos señalan, descubren, se convierten en las grietas del sistema capitalista neoliberal.

 

Esperanza Aguirre: La rebelión de los pijos

Lo llaman democracia

Rafael Carbona. Nací, crecí y estudié en un barrio de pijos. A mi pesar, conozco ese ambiente, con sus fobias, tics, manías y patologías. Vivía entre Ferraz y Pintor Rosales, una zona residencial del barrio de Argüelles. Estudié en el Fray Luis de León, un colegio católico con curas que exaltaban a Franco y nos molían a palos con cualquier pretexto. Pasaba los veranos en una exclusiva urbanización del Mediterráneo, que se promocionaba regalando apartamentos a los capitostes del franquismo. Carrero Blanco, Suárez y Carmen Franco y Polo aceptaron el obsequio y algunos se pasearon por sus playas, comercios y restaurantes, con su séquito de guardaespaldas y mayores o menores dosis de ostentación.

 

España, Crisis de Régimen

Lo llaman democracia

Enric Llopis. Hace aproximadamente dos años, cuando empezaba a hablarse de Crisis de Régimen o, mejor, cuando se comenzaba a usar la expresión Régimen aplicada al sistema político español, la respuesta inmediata remitía al escepticismo. Se tomaba esta expresión como una exageración retórica, que confundía -así se pensaba- deseos con realidades. Hoy, sin embargo, la Crisis de Régimen asoma con perfiles cada vez más nítidos y se abre camino sin pausa, como reconocen en privado, incluso, personajes del propio Régimen. Sobre las grietas de la actual arquitectura política en el estado español ha reflexionado el politólogo Iñigo Errejón en las IV Jornades Republicanes del sindicato Acontracorrent.

 

El relato del éxito

Opinión Actualidad

Daniel Bernabé. Hace unas semanas acabé de leer El tiempo amarillo, el libro sobre la vida de Fernando Fernán Gómez escrito por él mismo. Sus años fueron los años del S.XX en este país, una época de mediocridad con destellos de genio, un sitio donde el frío sólo se vencía en conversaciones con amigos, un lugar donde la opacidad creó demasiadas sombras en los muros.

Su narración no era la de un santo, sino la de un hombre, con todas las dudas, errores y caídas que nuestra naturaleza falible nos empuja a tener.

 

De la reforma laboral a la reforma penal: todos a la cárcel

Lucha social

Héctor Illueca/ Adoración Guamán

Las políticas de austeridad impuestas por la troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional) y aplicadas por el Partido Popular están provocando una silenciosa redefinición de las funciones del Estado progresivamente conquistadas luego de un trayecto secular.

 
Más artículos...

twitter

JoniJnm.es

últimos comentarios

  • A palabras nazis, oídos rojos leer +
  • Hijos de puta franco os revento elle culo leer +
  • Gracias, compañero, por decir ALto y Claro, lo que... leer +
  • ¡YO MÍO! ESTA PESADILLA NO TIENE FIN, ¿LLEGARA EL ... leer +
  • magistral nuestro hombre, el que debió ser preside... leer +
  • POR TODAS Y CADA UNA DE LAS INDECENCIAS QUE SE NOM... leer +

libros

La España vacía

Agustín García Simón. Los títulos no hacen los libros, como el hábito no hace al monje, pero ayudan mucho a su contenido, trayectoria y existencia, con las que a veces se confunden. En ocasiones son tan atinados que se convierten en eficaces referencias conceptuales y, en los mejores casos, irrumpen en el caudal de la lengua como neologismos imprescindibles tras su aparición, acuñados por los hablantes con un uso frecuente y exitoso. Creo que es el caso de La España vacía. Viaje por un país que nunca fue (Madrid, Turner, 2016), de Sergio del Molino, uno de esos ensayos de la actualidad editorial que, socapa de un totum revolutum en su planteamiento y desarrollo, consigue un conjunto bien armado, original e imaginativo, porque en algunas cuestiones capitales no es menor la imaginación que le echa el autor. El libro viene circulando desde hace meses felizmente jaleado, no obstante el tema escabroso que trata, esa España interior no sólo abandonada vergonzantemente por los poderes públicos y privados, sino también despreciada con estúpida suficiencia por la otra España que su vacío hizo posible; la España  llena y periférica, donde lo más granado de su sedicente intelligentsia sigue aborreciendo con prepotencia cuanto venga de ese mar interior de tierra parda y sus montañas.

Leer más...