El saber es el único espacio de libertad del ser. Michel Foucault

  • Facebook: pages/Ateneo-Republicano-de-la-Alpujarra/170224643024430
  • Twitter: AlpujarraRepubl
  • YouTube: user/AlpujarraRepublicana?feature=mhum
Tenemos 72 invitados conectado(s)

música

¿Presumes de buen gusto musical? Por favor, vete a la mierda

Víctor Lenore. Un ensayo no debe medirse solo por sus ventas, sino también por la potencia de los debates que genera. En ese sentido, ‘Música de mierda’ (Carl Wilson), publicado en 2016, ha sido un éxito arrollador, por su defensa de una mirada antielitista hacia los sonidos que nos causan rechazo (en este caso, las melosas baladas sentimentales de la superventas global Céline Dion). ¿Por qué es importante ser empático al valorar la música de los demás? Porque, como demostró el sociólogo Pierre Bourdieu, los gustos culturales no son inocentes, sino que muchas veces esconden inercias clasistas. Todo el mundo tiene derecho a que no le guste Dion, empezando por el propio Wilson, incapaz de conectar completamente con su objeto de estudio.

Sin embargo, el experimento de intentar acercarse a la artista y a sus seguidores le sirvió para darse cuenta de que las premisas estéticas que él manejaba escondían una mezcla de machismo, clasismo y pavor ante los sentimientos expresados abiertamente, sin la distancia de seguridad que ofrece la ironía hípster. Ese miedo, seguramente, tiene que ver con descubrirse como un ser dependiente y vulnerable. El debate daba para más, por eso es un acierto la publicación de ‘Mierda de música’ (Blackie Books), donde filósofos, sociólogos y escritores definen sus posiciones en esta batalla que funde pop y política.

La democracia como escándalo

El más entusiasta, sin duda, es el sociólogo César Rendueles. El párrafo final de su texto no deja lugar a dudas. “Hay un pasaje de la ‘República’ donde Platón, un convencido antidemócrata, se ríe de los ‘herreros bajos y calvos’ que pretenden meterse en política. No solo es una tesis moralmente repugnante, sino que demuestra una profunda ignorancia de los principios de la democracia’, denuncia.

Leer más...



Opinión

Conciencia de clase arrebatada

Lucha social

Antonio Maestre. “La izquierda debe olvidar el discurso de clases”. Son palabras de Juan Moscoso, diputado del PSOE y miembro de la Ejecutiva Federal, en una entrevista en el diario El País, el pasado 6 de abril. La argumentación que esgrimía para defender esta posición se basa en que la sociedad ha perdido su conciencia de clase, en que la gente abandona su sentimiento de pertenencia a un grupo, y que las clases sociales ya no existen tal y como las conocíamos.

La posición del diputado “socialista” es negar la lucha de clases y analizar la evidente pérdida de conciencia de clase como si fuera un factor elegido por los trabajadores,

 

Un día cualquiera, moción de censura

Opinión Actualidad

Ivan Redondo. Año 1980. Suena La Chica de ayer. Nacha Pop. De estreno.Estamos en la Carrera de San Jerónimo.Y en un día cualquiera, sin saber por qué, nos encontramos con la siguiente sorpresa: Constatando que el presidente Suárez y su Gobierno, tras un año de poder constitucional, han incumplido reiteradamente compromisos programáticos contraídos ante el conjunto de los ciudadanos, acuerdos con otras fuerzas políticas y asimismo otros contraídos entre las Cortes Generales y que han dejado de ejecutar innumerables mociones o proposiones no de ley aprobadas por las Cámaras, el PSOE de Felipe González Márquez ("Isidoro", piensen ahora en Pablo Iglesias, "El Coletas") presenta una moción de censura en el Congreso.

 

¿Quién piensas que irá a recoger aceitunas si dais una renta básica?

Lucha social

Jorge Moruno Danzi. Creo que el primer escollo de la renta básica es ante  todo, de tipo ideológico y no económico. ¿Es ético? La ideología moderna del trabajo pesa mucho en nuestros imaginarios, todavía más, cuando la sociedad pensada alrededor del trabajo (del empleo más bien), se desvanece en el aire. Ya lo dijo Hannah Arendt, nos enfrentamos  con la perspectiva de una sociedad de trabajadores sin trabajo, es decir, sin la única actividad que les queda.

 

Je suis basque

Lo llaman democracia

Jaume Asens. La amplia operación de la Guardia Civil contra la práctica totalidad del colectivo de abogados de los presos de ETA produce una cierta sensación de fatiga histórica. Sitúa en primer plano, otra vez, los efectos de la política antiterrorista del pasado en un momento en que la banda ha cesado definitivamente su actividad armada. A los doce abogados detenidos no se les achaca haber cometido ningún atentado sino formar parte del «frente de macos» -o cárceles- de una organización en vías de disolución.

 

La ciudadela teme a los "nuevos bárbaros"

Lo llaman democracia

Suso de Toro. ¡Gran novedad! ¡Gran pacto de Estado “contra el yihaidismo”! ¡Y uno de los firmantes dice que lo firma pero que lo va a recurrir! La política reinante no soluciona problemas, los crea, pero no deja de sorprender y hay a quien le divierte.

El pacto es perfectamente innecesario para lo que se reclama, pues el estado ya tiene instrumentos para controlar ese terrorismo, otra cosa es la capacidad o falta de ella de los responsables de la seguridad, así que hay que entender que la clave está en la fotografía de Mariano Rajoy, presidente de Gobierno, con Pedro Sánchez, que ocupa el lugar de “jefe de la oposición”.

 

Yonquis del PSOE

Opinión Actualidad

David Torres. En el PSOE están calculando a ver cuántos diputados tendrían que abstenerse para echarle una mano a Mariano con la investidura. Puede que les baste con once. Es una decisión difícil, puesto que se trata de saber hasta dónde puede mezclarse el PSOE directamente con el PP y que siga pareciendo el PSOE. Este mercadeo de votos y ausencias entre barones y fontaneros evoca a aquellos legendarios camellos de barrio que adulteraban la heroína con cualquier sustancia a mano para sacar más beneficios. Se decía que usaban azúcar, sal, harina, leche en polvo; en fin, lo importante era dar color y que la cosa no se notara mucho.

 

La utopía ha sido desahuciada

Lucha social

Javier Gallego. Poco tiempo ha tardado la presidenta andaluza, Susana Díaz, en mostrar su verdadero rostro de lideresa autoritaria al servicio de los de siempre. De un manotazo ha echado hoy de la Consejería de Vivienda a sus socios de Izquierda Unida por realojar en viviendas de la Junta a las familias expulsadas esta semana de la Corrala Utopía. Aquí manda ella, que quede claro.

En muy poco tiempo ha pasado de presumir de “socialista muy de izquierdas que lucha por la justicia social” a hacerse fotos con Emilio Botín y presumir de amistad con los mandamases del Ibex 35.

 
Más artículos...

twitter

JoniJnm.es

últimos comentarios

  • A palabras nazis, oídos rojos leer +
  • Hijos de puta franco os revento elle culo leer +
  • Gracias, compañero, por decir ALto y Claro, lo que... leer +
  • ¡YO MÍO! ESTA PESADILLA NO TIENE FIN, ¿LLEGARA EL ... leer +
  • magistral nuestro hombre, el que debió ser preside... leer +
  • POR TODAS Y CADA UNA DE LAS INDECENCIAS QUE SE NOM... leer +

libros

La Guerra Civil que Pérez-Reverte no te contó

Alejandro Torrús. El cómic "¿Qué fue la Guerra Civil?", de Carlos Fernández Liria y Silvia Casado Arenas ofrece un relato de vencedores y vencidos que supone una replica al que publicó el escritor murciano el año pasado, que califican de equidistante

Cuentan Silvia Casado Arenas y Carlos Fernández Liria que el libro de Arturo Pérez-Reverte La Guerra Civil contada a los jóvenes (Alfaguara) es una obra que dice cosas "muy ciertas", pero que peca de "equidistante". Critican que el cómic venga a decir únicamente algo así como que la guerra española fue un enfrentamiento entre dos bandos rivales que provocó un enorme sufrimiento. Y así fue. No cabe duda. Pero la Guerra Civil ─dicen Casado Arenas y Fernández Liria─ fue otras muchas cosas también "muy ciertas" que se omiten en el relato de Pérez-Reverte. Este es el motivo por el que se han lanzado a publicar ¿Qué fue la Guerra Civil? Nuestra historia explicada a los jóvenes (Akal).

"Intentamos sacar a la luz algunos aspectos de la guerra que también son ciertos y deben ser tomados en cuenta. Será el lector, por joven que sea, quien tendrá que preocuparse de interpretar qué es, entonces, lo que realmente sucedió", explican los autores en el prólogo de la obra, ilustrada por David Ouro.

Leer más...