La pasividad y la mansedumbre no implican bondad, como la rebeldía no significa salvajismo. Emma Goldman

  • Facebook: pages/Ateneo-Republicano-de-la-Alpujarra/170224643024430
  • Twitter: AlpujarraRepubl
  • YouTube: user/AlpujarraRepublicana?feature=mhum
Tenemos 80 invitados conectado(s)

música

Entrevista. Juan Perro: "Cuando las banderas se agitan sobre las cabezas, el pensamiento se esfuma de inmediato"

Enrique Mariño. El maestro Santiago Auserón (Zaragoza, 1954) se hace llamar aprendiz. Erudito de la música, iba para profesor de filosofía cuando la movida se le cruzó delante: Radio Futura. Luego importó el son cubano y paseó por aquí a Compay Segundo —aún faltaba para el Buena Vista Social Club de Ry Cooder—. Latino cuando lo moderno, tuvo que ponerse la careta de Juan Perro para emprender una larga travesía por Cuba, México o Nueva Orleans. Con El viaje (La Huella Sonora) ha vuelto a casa: un disco en el que ha vaciado su mochila, donde cabe todo lo afro, y se hace acompañar sólo por su guitarra. Mañana lo presenta con su sexteto en el Teatro Rialto de Madrid.

Su trabajo tiene rasgos esquizoides, pues alterna la investigación teórica con la práctica sobre las tablas. Al tiempo, usa el ordenador para escribir sus tesis y libros, pero se resiste a prescindir del bolígrafo para anotar las letras de sus canciones.

Me obligo a hacer cierto tipo de reflexiones o búsquedas de versos en un cuaderno de viaje, que siempre llevo conmigo. Mantengo el ejercicio caligráfico como una operación que no pierda por completo la memoria de la infancia, porque hay datos que es importante preservar. Todas las tecnologías tienen un componente técnico y también estético: aportan algo concreto, y una no anula la otra. Sucede igual con la bicicleta y el automóvil.

¿Hay alguna diferencia a la hora de escribir las letras a mano?

Sí. En las letras de las canciones, voy todo el rato de la escritura manual a la electrónica. Cuando tengo que probar variantes de un verso, lo primero que hago es escribirlo veinte veces a mano. Tacho y escribo encima, hasta que la idea se sostiene y la paso al ordenador. En cambio, cuando escribo prosa, voy directamente al ordenador.

Leer más...



Opinión

De las posiciones ganadas a la ofensiva

Opinión Actualidad

Íñigo Errejón. La constitución de los ayuntamientos este sábado 13 de junio ha supuesto un nuevo hito en el ciclo de cambio político en el que está inmerso nuestro país. Seguramente el tercer hito del ciclo. A menudo las fechas sirven para fijar y mirar con perspectiva procesos más complejos y nunca lineales. Así podríamos decir que este ciclo nació un 15 de mayo de 2011, con una movilización social transversal que, aunque no fue capaz de transformar los equilibrios de poder al interior del Estado en favor de los sectores subalternos, sí introdujo modificaciones decisivas en el sentido común de época -en gran medida,

 

Tramparencia (II)

Lo llaman democracia

Paco Espínola

El filósofo Confucio escribió en un azucarillo: “Yo no puedo evitar que me mientas. Lo que sí puedo evitar es que me confundas”. La frase, leída por Wert, que para eso es ministro de Educación y Cultura, pasó inadvertida a Rajoy que, en ese momento, estaba conectando el plasma. Sin embargo, el pueblo llano, que no está para chuminás, ya le exige al Gobierno que llame a las cosas por su nombre y que se deje de neologismos y eufemismos para ocultar la verdad, que está clara a partir de las medidas tomadas.

 

Ponga Vd. la papeleta en la urna y calle para siempre

Lo llaman democracia

Rosa María Artal

Lo suyo… no es lo nuestro. La tradicional brecha entre políticos y ciudadanos se ha agrandado. No existen cauces de comunicación efectivos y, además, ellos viven una realidad distinta al conjunto de la población gracias al poder que han adquirido, derivado… de nuestro voto. 

 

Escrache y otras paradojas

Lo llaman democracia

Lucia Etxebarria

Si yo me presentara en casa de mi ex y me sentara en el portal a esperar a que saliera, con una camiseta que dijera “mi ex me ponía los cuernos”, seguro que le sentaba como un tiro, pero no sería ilegal. Por la misma regla de tres, los escraches no son ilegales. Las acciones de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) son pacíficas. Eso sí, a los escrachados les sientan como un tiro.

 

Tras el 24 M

Opinión Actualidad

Julio Anguita González. Después de la alegría en unos casos, la euforia en otros y el regusto generalizado de una decepción como fondo por los resultados obtenidos en las elecciones autonómicas y municipales, se impone un reflexión no sólo sobre lo ocurrido sino, y fundamentalmente, por lo que puede ocurrir más allá de las próximas elecciones generales. En consecuencia voy a apuntar una serie de incipientes consideraciones.

 

Caso Bárcenas: Un cierre apresurado e incompleto

Opinión Actualidad

Las organizaciones que presentaron la querella a raíz de la publicación de los “papeles de Bárcenas” consideran apresurado el cierre de la instrucción. Aunque destacan varios elementos positivos del auto del juez Ruz, señalan su intención de recurrirlo para conseguir que todos los responsables, tanto del Partido Popular como de los constructores que realizaron los pagos presuntamente ilegales a cambio de contratos públicos, sufran un duro reproche penal.

 

Andaluces, levantaos

Opinión Actualidad

¡Andaluces, levantaos! / ¡Pedid tierra y libertad! / Sea por Andalucía libre, / España y la humanidad.

Barbijaputa. Ya sé que nadie escarmienta en cabeza ajena. Y que Grecia ya pasara por donde estamos pasando nosotros no nos servirá. Pero tengámoslo presente: Grecia sucumbió al miedo que los medios le infundieron con bombardeos sistemáticos de escenarios catastróficos (¿nos suena de algo?) para que siguieran votando a los de siempre y no salieran del camino diseñado por el poder.

 
Más artículos...

twitter

JoniJnm.es

últimos comentarios

  • A palabras nazis, oídos rojos leer +
  • Hijos de puta franco os revento elle culo leer +
  • Gracias, compañero, por decir ALto y Claro, lo que... leer +
  • ¡YO MÍO! ESTA PESADILLA NO TIENE FIN, ¿LLEGARA EL ... leer +
  • magistral nuestro hombre, el que debió ser preside... leer +
  • POR TODAS Y CADA UNA DE LAS INDECENCIAS QUE SE NOM... leer +

libros

La España vacía

Agustín García Simón. Los títulos no hacen los libros, como el hábito no hace al monje, pero ayudan mucho a su contenido, trayectoria y existencia, con las que a veces se confunden. En ocasiones son tan atinados que se convierten en eficaces referencias conceptuales y, en los mejores casos, irrumpen en el caudal de la lengua como neologismos imprescindibles tras su aparición, acuñados por los hablantes con un uso frecuente y exitoso. Creo que es el caso de La España vacía. Viaje por un país que nunca fue (Madrid, Turner, 2016), de Sergio del Molino, uno de esos ensayos de la actualidad editorial que, socapa de un totum revolutum en su planteamiento y desarrollo, consigue un conjunto bien armado, original e imaginativo, porque en algunas cuestiones capitales no es menor la imaginación que le echa el autor. El libro viene circulando desde hace meses felizmente jaleado, no obstante el tema escabroso que trata, esa España interior no sólo abandonada vergonzantemente por los poderes públicos y privados, sino también despreciada con estúpida suficiencia por la otra España que su vacío hizo posible; la España  llena y periférica, donde lo más granado de su sedicente intelligentsia sigue aborreciendo con prepotencia cuanto venga de ese mar interior de tierra parda y sus montañas.

Leer más...