El saber es el único espacio de libertad del ser. Michel Foucault

  • Facebook: pages/Ateneo-Republicano-de-la-Alpujarra/170224643024430
  • Twitter: AlpujarraRepubl
  • YouTube: user/AlpujarraRepublicana?feature=mhum
Tenemos 56 invitados conectado(s)

música

¿Presumes de buen gusto musical? Por favor, vete a la mierda

Víctor Lenore. Un ensayo no debe medirse solo por sus ventas, sino también por la potencia de los debates que genera. En ese sentido, ‘Música de mierda’ (Carl Wilson), publicado en 2016, ha sido un éxito arrollador, por su defensa de una mirada antielitista hacia los sonidos que nos causan rechazo (en este caso, las melosas baladas sentimentales de la superventas global Céline Dion). ¿Por qué es importante ser empático al valorar la música de los demás? Porque, como demostró el sociólogo Pierre Bourdieu, los gustos culturales no son inocentes, sino que muchas veces esconden inercias clasistas. Todo el mundo tiene derecho a que no le guste Dion, empezando por el propio Wilson, incapaz de conectar completamente con su objeto de estudio.

Sin embargo, el experimento de intentar acercarse a la artista y a sus seguidores le sirvió para darse cuenta de que las premisas estéticas que él manejaba escondían una mezcla de machismo, clasismo y pavor ante los sentimientos expresados abiertamente, sin la distancia de seguridad que ofrece la ironía hípster. Ese miedo, seguramente, tiene que ver con descubrirse como un ser dependiente y vulnerable. El debate daba para más, por eso es un acierto la publicación de ‘Mierda de música’ (Blackie Books), donde filósofos, sociólogos y escritores definen sus posiciones en esta batalla que funde pop y política.

La democracia como escándalo

El más entusiasta, sin duda, es el sociólogo César Rendueles. El párrafo final de su texto no deja lugar a dudas. “Hay un pasaje de la ‘República’ donde Platón, un convencido antidemócrata, se ríe de los ‘herreros bajos y calvos’ que pretenden meterse en política. No solo es una tesis moralmente repugnante, sino que demuestra una profunda ignorancia de los principios de la democracia’, denuncia.

Leer más...



Izquierda

El machismo en la izquierda

Izquierda

Antonio Maestre. El machismo de la izquierda se caracteriza por poner en segundo lugar la lucha emancipadora por antonomasia: el feminismo. Ninguno de los programas que a las pasadas elecciones autonómicas y municipales presentaron Podemos e Izquierda Unida incluía la palabra feminismo. Esta exclusión pone de manifiesto uno de los grandes males de la vieja y la nueva izquierda para con la causa feminista: promover la invisibilización del feminismo y tutelar a las mujeres y la prioridad de las luchas.

Es común entre las mujeres que participan de forma activa en las organizaciones políticas de izquierdas comprobar cómo

 

"Mira, mamá, sin dientes"

Izquierda

Isaac Rosa. Para asaltar los cielos, el núcleo fundador de Podemos entendió desde el primer día que debían ser ligeros, gaseosos, para ascender con rapidez hasta alturas nunca alcanzadas. Para ello, tenían que desprenderse de todo el lastre que, según su análisis, había impedido a la “vieja” izquierda levantar el globo más que unos pocos metros del suelo. Había que cortar ataduras y soltar peso para subir, aprovechando el nuevo viento favorable.

Así que empezaron con decisiones audaces, que auparon la barquilla de forma sorprendente: libres de ataduras orgánicas (no iban a ser un partido convencional),

 

Menos Laclau y más Togliatti. El tiempo apremia

Izquierda

Juan Ramón Capella. La más importante de las enseñanzas de las recientes elecciones municipales y autonómicas es que la unidad popular, la unión de la mayoría de las diferentes organizaciones cívicas y de la izquierda, es una opción que tiene la virtud de afianzar —asegurar— y expandir —ampliar— las opciones de todos los grupos y grupúsculos políticos implicados, y de los activistas sin afiliación política. La unión ha sido la buena decisión, con resultados notables, y argumentaré por qué no debe ser otra, hoy por hoy, la perspectiva.

 

¿Podrá Podemos? Sí se puede, como lema y desafío

Izquierda

Manolo Monereo. El objetivo táctico es derrotar al Partido Popular; el estratégico es derrotar al bipartidismo como forma precisa y concreta de organizar el poder político para que los que mandan de verdad y no se presentan a las elecciones sigan imponiendo sus intereses y decisiones. Así de claro, así de preciso. Todo lo demás debería ser secundario. Podemos tiene la fuerza y la responsabilidad histórica de organizar la alternativa a la enésima restauración borbónica y oligárquica en marcha. Este debería ser el punto de partida.

 

La revolución pasiva que padecemos

Izquierda

Alberto Garzón. Todo cambia, nada permanece. Lo tenemos escrito y pensado desde la antigüedad, pues Heráclito de Éfeso ya nos explicó que no podíamos entrar y salir del mismo río pues ni nosotros ni el río seríamos los mismos. Pero también se ha escrito en la modernidad, y la tesis del materialismo histórico desarrollado por Marx pivota sobre esa constatación. Incluso lo cantó bellamente la gran Mercedes Sosa. Sea como sea, hay acuerdo en que todo cambia. Y los sistemas políticos no son ajenos a ese proceso. La pregunta más pertinente es ¿hacia dónde se cambia?

 

Podemos: ¿Marketing o Nueva política?

Izquierda

Pablo Fernández Cordón. Mad Men es una serie de televisión norteamericana ambientada en el Manhattan de los años 60. En los años dorados del capitalismo. En ella un brillante y atractivo publicista realiza propuestas ingeniosas para lograr que las empresas/clientes aumenten sus beneficios. El capítulo piloto se inspira en la campaña que llevó a cabo para la tabacalera Lucky Strike cuando se empezaron a hacer públicos los efectos perniciosos del tabaco.

 

Abrazados a un cadáver

Izquierda

Julio Anguita. Hace dos décadas y en una entrevista concedida a Julia Navarro, en 1995, Miquel Roca Junjent (uno de los siete “padres” de la Constitución), dijo que los artículos de la misma referidos a las garantías sociales y a la posibilidad de una economía planificada, habían sido aceptados por las fuerzas conservadoras en virtud del consenso imperante pero, sobre todo, porque estaban todavía muy recientes los acontecimientos de la Revolución de los claveles en Portugal.Poco tiempo después, economistas con fuerte impronta en las publicaciones del Círculo de Empresarios de Madrid manifestaban que los

 
Más artículos...

twitter

JoniJnm.es

últimos comentarios

  • A palabras nazis, oídos rojos leer +
  • Hijos de puta franco os revento elle culo leer +
  • Gracias, compañero, por decir ALto y Claro, lo que... leer +
  • ¡YO MÍO! ESTA PESADILLA NO TIENE FIN, ¿LLEGARA EL ... leer +
  • magistral nuestro hombre, el que debió ser preside... leer +
  • POR TODAS Y CADA UNA DE LAS INDECENCIAS QUE SE NOM... leer +

libros

La Guerra Civil que Pérez-Reverte no te contó

Alejandro Torrús. El cómic "¿Qué fue la Guerra Civil?", de Carlos Fernández Liria y Silvia Casado Arenas ofrece un relato de vencedores y vencidos que supone una replica al que publicó el escritor murciano el año pasado, que califican de equidistante

Cuentan Silvia Casado Arenas y Carlos Fernández Liria que el libro de Arturo Pérez-Reverte La Guerra Civil contada a los jóvenes (Alfaguara) es una obra que dice cosas "muy ciertas", pero que peca de "equidistante". Critican que el cómic venga a decir únicamente algo así como que la guerra española fue un enfrentamiento entre dos bandos rivales que provocó un enorme sufrimiento. Y así fue. No cabe duda. Pero la Guerra Civil ─dicen Casado Arenas y Fernández Liria─ fue otras muchas cosas también "muy ciertas" que se omiten en el relato de Pérez-Reverte. Este es el motivo por el que se han lanzado a publicar ¿Qué fue la Guerra Civil? Nuestra historia explicada a los jóvenes (Akal).

"Intentamos sacar a la luz algunos aspectos de la guerra que también son ciertos y deben ser tomados en cuenta. Será el lector, por joven que sea, quien tendrá que preocuparse de interpretar qué es, entonces, lo que realmente sucedió", explican los autores en el prólogo de la obra, ilustrada por David Ouro.

Leer más...