La pasividad y la mansedumbre no implican bondad, como la rebeldía no significa salvajismo. Emma Goldman

  • Facebook: pages/Ateneo-Republicano-de-la-Alpujarra/170224643024430
  • Twitter: AlpujarraRepubl
  • YouTube: user/AlpujarraRepublicana?feature=mhum
Tenemos 73 invitados conectado(s)

música

Entrevista. Juan Perro: "Cuando las banderas se agitan sobre las cabezas, el pensamiento se esfuma de inmediato"

Enrique Mariño. El maestro Santiago Auserón (Zaragoza, 1954) se hace llamar aprendiz. Erudito de la música, iba para profesor de filosofía cuando la movida se le cruzó delante: Radio Futura. Luego importó el son cubano y paseó por aquí a Compay Segundo —aún faltaba para el Buena Vista Social Club de Ry Cooder—. Latino cuando lo moderno, tuvo que ponerse la careta de Juan Perro para emprender una larga travesía por Cuba, México o Nueva Orleans. Con El viaje (La Huella Sonora) ha vuelto a casa: un disco en el que ha vaciado su mochila, donde cabe todo lo afro, y se hace acompañar sólo por su guitarra. Mañana lo presenta con su sexteto en el Teatro Rialto de Madrid.

Su trabajo tiene rasgos esquizoides, pues alterna la investigación teórica con la práctica sobre las tablas. Al tiempo, usa el ordenador para escribir sus tesis y libros, pero se resiste a prescindir del bolígrafo para anotar las letras de sus canciones.

Me obligo a hacer cierto tipo de reflexiones o búsquedas de versos en un cuaderno de viaje, que siempre llevo conmigo. Mantengo el ejercicio caligráfico como una operación que no pierda por completo la memoria de la infancia, porque hay datos que es importante preservar. Todas las tecnologías tienen un componente técnico y también estético: aportan algo concreto, y una no anula la otra. Sucede igual con la bicicleta y el automóvil.

¿Hay alguna diferencia a la hora de escribir las letras a mano?

Sí. En las letras de las canciones, voy todo el rato de la escritura manual a la electrónica. Cuando tengo que probar variantes de un verso, lo primero que hago es escribirlo veinte veces a mano. Tacho y escribo encima, hasta que la idea se sostiene y la paso al ordenador. En cambio, cuando escribo prosa, voy directamente al ordenador.

Leer más...



Imtermacional

Noticias Pedagógicas

Imtermacional

Pascual Serrano. Algunas noticias pueden resultar muy pedagógicas para explicar el funcionamiento de nuestro sistema económico y social. Dos de ellas las hemos podido encontrar en los últimos días en la prensa.

La primera es que los empresarios españoles no pagan a los trabajadores casi el 60% de las horas extraordinarias ( Infolibre, 22 de agosto). Evidentemente eso es un delito. Supongamos un mínimo de diez o quince euros por hora extra, estamos hablando de un robo multimillonario. Un delito que, aun estando contemplado en la ley y existiendo la vía judicial para que el trabajador reclame, es obvio que no sucede, de ahí que seis de cada diez horas se trabajen gratis.

 

A 79 años del asesinato de Blas Infante

Imtermacional

Isidoro/ Moreno. La noche del 10 al 11 de agosto se cumplirá el 79 aniversario del asesinato de Blas Infante. Hace unos años, la Junta de Andalucía dejó de conmemorar esa fecha con la excusa de que es mejor celebrar el aniversario de los nacimientos que de las muertes. Quizá podríamos pensar que el 5 de julio, con un poco de suerte, hace menos calor que en agosto y todavía sus señorías no están en la playa... Confieso que a mí no me importa que la "casta política" -permítanme el uso de una palabra que sus inventores parecen haber abandonado- no aparezca en el sencillo acto que anualmente organiza la Fundación Blas Infante ante el monumento que señala el lugar del crimen.

 

La manzana de la discordia

Imtermacional

David Acebes. Acabo de leer una décima escrita por el poeta valenciano Blas Muñoz Pizarro, perteneciente a su libro Viva ausencia.

7             MANZANA

(que en el Libro del Génesis

no se nombra)

La luz grávida me asombra

si muerdo tu dulce pulpa,

pura, dura, sin la culpa

de un Libro que no te nombra.

 

Podemos. La grieta se abrió el 15-M

Imtermacional

José Ignacio Torreblanca. Si algo terminó de convencer a los impulsores de Podemos de la necesidad de lanzarse a la arena política fueron las movilizaciones del 15-M. Esas movilizaciones tuvieron dos características reveladoras. La primera es que no fueron convocadas ni dirigidas por ninguna de las organizaciones que teóricamente deberían haber sido capaces de hacerlo, fundamentalmente los sindicatos tradicionales, es decir la Unión General de Trabajadores o Comisiones Obreras, o la misma Izquierda Unida. Unos meses antes, en septiembre de 2010, los sindicatos habían convocado una huelga general contra la reforma laboral aprobada ese mismo mes así como contra la intención del Gobierno de reformar el sistema de pensiones, pero había sido un esfuerzo muy medido y más bien de resignación ante lo inevitable que un intento con posibilidad de éxito de detener dichas medidas.

 

Todo es ETA, salvo alguna cosa

Imtermacional

Alejandro Torrús. Pablo Iglesias es ETA. Podemos, por supuesto. De Soziedad Alcohólika no cabe duda de que son proetarras, diga lo que diga la Audiencia Nacional. Zapatero es “aliado potencial” de ETA y en su conciencia está haber traicionado a los asesinados por la organización terrorista. Por no hablar del humorista Facu Díaz, de Ada Colau y del movimiento antidesahucios. Esos sí que son filoetarras. ¿Y el lector de este periódico? Probablemente también sea ETA.

La acusación de pertenecer, simpatizar o defender a la banda terrorista ETA es ya una característica de la democracia española.

 

No a la Toma: no eran moros, eran andaluces.

Imtermacional

R. Solis. Para la posmodernidad, la verdad no existe. Se sitúa equidistantemente entre las víctimas y los verdugos. Tampoco tiene memoria, porque en la memoria está la verdad. Los posmodernos están en contra de la memoria histórica que reclama dignidad para las víctimas del Franquismo, se amparan en la ley del 50 por ciento que dice que ·”todos mataron”, aunque fueron los republicanos los que sufrieron 40 años de torturas y asesinatos mientras sus verdugos eran homenajeados con honores de Estado.

 

Guía para debates navideños sobre Podemos

Imtermacional

Felipe G. Gil. Se acerca el día. Lo sabes y no vas a poder evitarlo salvo que: 1, seas un profesional suertudo y cobres lo suficiente como para irte a pasar las navidades de San Francisco para ver a tus amigos que han montado allí un gastro-bar-tienda-de-bicis-hipster-pero-no-hipster; 2, seas una persona que siga la auténtica Escuela Ermitaña de Franckfurt (no como esos ermitaños de boquilla que quieren vivir en las montañas y luego están ahí cantando Fun-Fun-Fun) o 3, tengas una #excusadelcopón. No, no vas a poder evitar la quintaesencia del ágora contemporáneo, allí donde un tertuliano de televisión se haría pipí por la virulencia y asincronía de los debates, lo que algunos estudiosos proponen denominar LA REALIDAD, donde desaparecen las zonas de confort de la mayorías... La COMIDA NAVIDEÑA FAMILIAR.

 

Franquismo S.A.

Imtermacional

Antonio Maestre. En el archivo del diario ABC hay una fotografía del Valle de los Caídos con una anotación en el reverso, en la que se advierte de la necesidad de borrar el cartel de la constructora Huarte que aparece en la imagen.

 

David Acebes Sampedro, un poeta providenzal

Imtermacional

Hace ya bastante tiempo que un tal David Acebes (Valladolid, 1976), funcionario de profesión y poeta por vocación, llamó mi atención como lector, tanto por sus versos, como por sus artículos. Y es que este joven vallisoletano, [a quien yo aconsejaría como candidato a postnovísimo al propio Luis Antonio de Villena, para incluirlo en alguna de sus futuras antologías], dedica su talento literario tanto a la poesía (Trópico azul..., 2004), como al periodismo (La Columna de Sebastián, El Cotidiano).

 

Lo que no Podemos

Imtermacional

Antonio Turiel. Una fracción minúscula del internet español está estos días revolucionada, no por la aparición del virus del ébola en la capital de España, sino por algo que consideran un desastre todavía mayor: que Podemos, a través de Pablo Iglesias, le haya encargado a Juan Torres y a Vicenç Navarro la elaboración del programa económico de esa formación política.

 
Más artículos...

twitter

JoniJnm.es

últimos comentarios

  • A palabras nazis, oídos rojos leer +
  • Hijos de puta franco os revento elle culo leer +
  • Gracias, compañero, por decir ALto y Claro, lo que... leer +
  • ¡YO MÍO! ESTA PESADILLA NO TIENE FIN, ¿LLEGARA EL ... leer +
  • magistral nuestro hombre, el que debió ser preside... leer +
  • POR TODAS Y CADA UNA DE LAS INDECENCIAS QUE SE NOM... leer +

libros

La España vacía

Agustín García Simón. Los títulos no hacen los libros, como el hábito no hace al monje, pero ayudan mucho a su contenido, trayectoria y existencia, con las que a veces se confunden. En ocasiones son tan atinados que se convierten en eficaces referencias conceptuales y, en los mejores casos, irrumpen en el caudal de la lengua como neologismos imprescindibles tras su aparición, acuñados por los hablantes con un uso frecuente y exitoso. Creo que es el caso de La España vacía. Viaje por un país que nunca fue (Madrid, Turner, 2016), de Sergio del Molino, uno de esos ensayos de la actualidad editorial que, socapa de un totum revolutum en su planteamiento y desarrollo, consigue un conjunto bien armado, original e imaginativo, porque en algunas cuestiones capitales no es menor la imaginación que le echa el autor. El libro viene circulando desde hace meses felizmente jaleado, no obstante el tema escabroso que trata, esa España interior no sólo abandonada vergonzantemente por los poderes públicos y privados, sino también despreciada con estúpida suficiencia por la otra España que su vacío hizo posible; la España  llena y periférica, donde lo más granado de su sedicente intelligentsia sigue aborreciendo con prepotencia cuanto venga de ese mar interior de tierra parda y sus montañas.

Leer más...