La pasividad y la mansedumbre no implican bondad, como la rebeldía no significa salvajismo. Emma Goldman

  • Facebook: pages/Ateneo-Republicano-de-la-Alpujarra/170224643024430
  • Twitter: AlpujarraRepubl
  • YouTube: user/AlpujarraRepublicana?feature=mhum
Tenemos 33 invitados conectado(s)

música

Entrevista. Juan Perro: "Cuando las banderas se agitan sobre las cabezas, el pensamiento se esfuma de inmediato"

Enrique Mariño. El maestro Santiago Auserón (Zaragoza, 1954) se hace llamar aprendiz. Erudito de la música, iba para profesor de filosofía cuando la movida se le cruzó delante: Radio Futura. Luego importó el son cubano y paseó por aquí a Compay Segundo —aún faltaba para el Buena Vista Social Club de Ry Cooder—. Latino cuando lo moderno, tuvo que ponerse la careta de Juan Perro para emprender una larga travesía por Cuba, México o Nueva Orleans. Con El viaje (La Huella Sonora) ha vuelto a casa: un disco en el que ha vaciado su mochila, donde cabe todo lo afro, y se hace acompañar sólo por su guitarra. Mañana lo presenta con su sexteto en el Teatro Rialto de Madrid.

Su trabajo tiene rasgos esquizoides, pues alterna la investigación teórica con la práctica sobre las tablas. Al tiempo, usa el ordenador para escribir sus tesis y libros, pero se resiste a prescindir del bolígrafo para anotar las letras de sus canciones.

Me obligo a hacer cierto tipo de reflexiones o búsquedas de versos en un cuaderno de viaje, que siempre llevo conmigo. Mantengo el ejercicio caligráfico como una operación que no pierda por completo la memoria de la infancia, porque hay datos que es importante preservar. Todas las tecnologías tienen un componente técnico y también estético: aportan algo concreto, y una no anula la otra. Sucede igual con la bicicleta y el automóvil.

¿Hay alguna diferencia a la hora de escribir las letras a mano?

Sí. En las letras de las canciones, voy todo el rato de la escritura manual a la electrónica. Cuando tengo que probar variantes de un verso, lo primero que hago es escribirlo veinte veces a mano. Tacho y escribo encima, hasta que la idea se sostiene y la paso al ordenador. En cambio, cuando escribo prosa, voy directamente al ordenador.

Leer más...



El Ayuntamiento de Albuñol, ¿Franquicia de la Incompetencia o Cueva de Alí Babá?

Economía

Antonio Martín Puga. La chapuza económico-presupuestaria que caracteriza la gobernanza  del Ayuntamiento de  Albuñol parece no tener fín. Esta vez no ha pasado desapercibida ni para el muy partitocrático Tribunal de Cuentas Español.

En el Informe de fiscalización sobre los gastos ejecutados por la entidades locales sin crédito presupuestario elaborado por dicho Tribunal con fecha 23 de Diciembre de 2.013 (Ver Pdf), sitúa al Ayuntamiento de Albuñol en el Top 10 de las entidades con población superior a 5.000 habitantes que presentaron el mayor importe por habitante de gastos ejecutados sin aplicar a presupuesto.

La operación de pasivo (entendemos que préstamo bancario) realizada en el año 2.012 por importe de 4.245.605,55 euros para el pago de proveedores contenía un importe de gasto de 3.840.641,10 euros no aplicado al Presupuesto Municipal. Del total de 635,00 euros de endeudamiento por habitante (incluidos los menores de edad) que ha supuesto la operación de pasivo, 574,43 euros no estaban aplicadas a presupuesto.

No hay que olvidar que en el año 2.009, entendemos que conforme al Real Decreto-ley 5/2009, de 24 de Abril, de medidas extraordinarias y urgentes para facilitar a las Entidades Locales el saneamiento de deudas pendientes de pago con empresas y autónomos, la gobernanza municipal ya formalizó otra operación de pasivo (también entendemos que préstamo bancario) por importe de 1.250.000,00 euros, esto es, 186,00 euros por habitante.

Ni que decir tiene que la página web de nuestro Ayuntamiento que, ¡Oh, transperencia!, nos facilita puntualmente la temperatura climática, muestra un mafioso mutismo con todas estas tropelías económico-presupuestarias.

“Vamos niños a hacer y deshacer aceras que pronto todo lo pagado  por los vecinos en contribución urbana (IBI) irá para los bancos en forma de pago de intereses” (1) me dice un vecino cuando le comento este eterno libreto de las cuentas del Gran Capitán. “No hay por dónde cogerlo”  me dice otro vecino que está en la conversación.

Efectivamente, para cogerlo, la luz y los taquígrafos habrían de andar a destajo. ¡Ay, la Auditoría Vecinal que el bipartidismo no quiere! Tal vez, incluso la Fiscalía tendría algo que decir. Claro que, en la bipartidista España de la Gurtel, la caja B del Partido Popular y el Ere que Ere del Psoe, nadie se va a llevar las manos a la cabeza porque el principal Ayuntamiento de la Alpujarra Granadina sea el decorado perfecto para el enésimo rodaje de una versión de la cueva de Alí Baba y los cuarenta ladrones.

Mas con benevolencia digna de mejor causa y, concedida, pues,  sin demostración, la honestidad de nuestras dos últimas gobernanzas municipales, las preguntas inevitables a hacerse es como sigue: Si en el año 2.009 se realizó una operación de endeudamiento de los vecinos para poner al día el pago a los proveedores municipales: 1º) ¿Cómo apenas tres años después, se ha acometido una nueva operación de endeudamiento de los vecinos por importe de 4.245.605,55 euros?; 2º) ¿Cómo, en apenas tres años  con dos gobernanzas distintas (Psoe primera y PP después), el ayuntamiento ha generado una deuda de 3.840.641,10 (2)) euros no aplicada a presupuesto; 3º) Si la garantía del endeudamiento que firman nuestras gobernanzas, al fin y al cabo, son los impuestos a pagar por los vecinos (y sus hijos), ¿Por qué no tenemos acceso a las cuentas públicas con pelos y señales? Presupuesto participativo se llama la medicina democrática.

(1)       Las obligaciones reconocidas en la liquidación del Presupuesto del año 2.012 del Ayuntamiento de Albuñol por Gastos Financieros ascendió a la cantidad de 194.084,56 euros. (Dato extraído de la Web del Ministerio de Economía y Hacienda).

(2)       Los derechos liquidados (ingresos) por impuestos directos, indirectos y tasas en la liquidación del Presupuesto del año 2.012 del Ayuntamiento de Albuñol se situó en la cantidad de 2.002.335,37 euros. (Dato extraído de la Web del Ministerio de Economía y Hacienda).

 

P.S.

Se reproduce a continuación el Artículo 173 de Texto Refundido de la Ley de Haciendas Locales que el Tribunal de Cuentas afirma ha incumplido el Ayuntamiento de Albuñol, amén de los principios presupuestarios aplicables a la ejecución del presupuesto.  A usted, estimado vecino, por mínimo exceso de carga cuando transporta sus hortalizas, será multado y bien multado. A ellos, gestores de cuentas públicas le dan nuevos préstamos avalados, faltaría más, con nuestros impuestos. ¿Cuándo diremos basta?.

Artículo 173 Exigibilidad de las obligaciones, prerrogativas y limitación de los compromisos de gasto

1. Las obligaciones de pago sólo serán exigibles de la hacienda local cuando resulten de la ejecución de sus respectivos presupuestos, con los límites señalados en el artículo anterior, o de sentencia judicial firme.

2. Los tribunales, jueces y autoridades administrativas no podrán despachar mandamientos de ejecución ni dictar providencias de embargo contra los derechos, fondos, valores y bienes de la hacienda local ni exigir fianzas, depósitos y cauciones a las entidades locales, excepto cuando se trate de bienes patrimoniales no afectados a un uso o servicio público.

3. El cumplimiento de las resoluciones judiciales que determinen obligaciones a cargo de las entidades locales o de sus organismos autónomos corresponderá exclusivamente a aquéllas, sin perjuicio de las facultades de suspensión o inejecución de sentencias previstas en las leyes.

4. La Autoridad administrativa encargada de la ejecución acordará el pago en la forma y con los límites del respectivo presupuesto. Si para el pago fuere necesario un crédito extraordinario o un suplemento de crédito, deberá solicitarse del Pleno uno u otro dentro de los tres meses siguientes al día de notificación de la resolución judicial.

5. No podrán adquirirse compromisos de gastos por cuantía superior al importe de los créditos autorizados en los estados de gastos, siendo nulos de pleno derecho los acuerdos, resoluciones y actos administrativos que infrinjan la expresada norma, sin perjuicio de las responsabilidades a que haya lugar.

6. No obstante lo previsto en el apartado anterior, la disponibilidad de los créditos presupuestarios quedará condicionada, en todo caso, a:

a) La existencia de documentos fehacientes que acrediten compromisos firmes de aportación, en caso de ayudas, subvenciones, donaciones u otras formas de cesión de recursos por terceros tenidos en cuenta en las previsiones iniciales del presupuesto a efecto de su nivelación y hasta el importe previsto en los estados de ingresos en orden a la afectación de dichos recursos en la forma prevista por la ley o, en su caso, a las finalidades específicas de las aportaciones a realizar.

b) La concesión de las autorizaciones previstas en el artículo 53, de conformidad con las reglas contenidas en el capítulo VII del título I de esta ley, en el caso de que existan previsiones iniciales dentro del capítulo IX del estado de ingresos.

 

S.S.S.S.

 

Ateneo Republicano de la Alpujarra

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

artículos relacionados

twitter

JoniJnm.es

últimos comentarios

  • A palabras nazis, oídos rojos leer +
  • Hijos de puta franco os revento elle culo leer +
  • Gracias, compañero, por decir ALto y Claro, lo que... leer +
  • ¡YO MÍO! ESTA PESADILLA NO TIENE FIN, ¿LLEGARA EL ... leer +
  • magistral nuestro hombre, el que debió ser preside... leer +
  • POR TODAS Y CADA UNA DE LAS INDECENCIAS QUE SE NOM... leer +

libros

La España vacía

Agustín García Simón. Los títulos no hacen los libros, como el hábito no hace al monje, pero ayudan mucho a su contenido, trayectoria y existencia, con las que a veces se confunden. En ocasiones son tan atinados que se convierten en eficaces referencias conceptuales y, en los mejores casos, irrumpen en el caudal de la lengua como neologismos imprescindibles tras su aparición, acuñados por los hablantes con un uso frecuente y exitoso. Creo que es el caso de La España vacía. Viaje por un país que nunca fue (Madrid, Turner, 2016), de Sergio del Molino, uno de esos ensayos de la actualidad editorial que, socapa de un totum revolutum en su planteamiento y desarrollo, consigue un conjunto bien armado, original e imaginativo, porque en algunas cuestiones capitales no es menor la imaginación que le echa el autor. El libro viene circulando desde hace meses felizmente jaleado, no obstante el tema escabroso que trata, esa España interior no sólo abandonada vergonzantemente por los poderes públicos y privados, sino también despreciada con estúpida suficiencia por la otra España que su vacío hizo posible; la España  llena y periférica, donde lo más granado de su sedicente intelligentsia sigue aborreciendo con prepotencia cuanto venga de ese mar interior de tierra parda y sus montañas.

Leer más...