El saber es el único espacio de libertad del ser. Michel Foucault

  • Facebook: pages/Ateneo-Republicano-de-la-Alpujarra/170224643024430
  • Twitter: AlpujarraRepubl
  • YouTube: user/AlpujarraRepublicana?feature=mhum
Tenemos 58 invitados conectado(s)

música

¿Presumes de buen gusto musical? Por favor, vete a la mierda

Víctor Lenore. Un ensayo no debe medirse solo por sus ventas, sino también por la potencia de los debates que genera. En ese sentido, ‘Música de mierda’ (Carl Wilson), publicado en 2016, ha sido un éxito arrollador, por su defensa de una mirada antielitista hacia los sonidos que nos causan rechazo (en este caso, las melosas baladas sentimentales de la superventas global Céline Dion). ¿Por qué es importante ser empático al valorar la música de los demás? Porque, como demostró el sociólogo Pierre Bourdieu, los gustos culturales no son inocentes, sino que muchas veces esconden inercias clasistas. Todo el mundo tiene derecho a que no le guste Dion, empezando por el propio Wilson, incapaz de conectar completamente con su objeto de estudio.

Sin embargo, el experimento de intentar acercarse a la artista y a sus seguidores le sirvió para darse cuenta de que las premisas estéticas que él manejaba escondían una mezcla de machismo, clasismo y pavor ante los sentimientos expresados abiertamente, sin la distancia de seguridad que ofrece la ironía hípster. Ese miedo, seguramente, tiene que ver con descubrirse como un ser dependiente y vulnerable. El debate daba para más, por eso es un acierto la publicación de ‘Mierda de música’ (Blackie Books), donde filósofos, sociólogos y escritores definen sus posiciones en esta batalla que funde pop y política.

La democracia como escándalo

El más entusiasta, sin duda, es el sociólogo César Rendueles. El párrafo final de su texto no deja lugar a dudas. “Hay un pasaje de la ‘República’ donde Platón, un convencido antidemócrata, se ríe de los ‘herreros bajos y calvos’ que pretenden meterse en política. No solo es una tesis moralmente repugnante, sino que demuestra una profunda ignorancia de los principios de la democracia’, denuncia.

Leer más...



De actores activistas: Danny Glover

Cine/ Documentales

“Estoy a favor de la gente, no puedo evitarlo” Charles Chaplin

Mariano Asenjo Pajares. De vez en cuando nos sorprende la aparición de una estrella del espectáculo de EEUU para hacer uso de sus derechos civiles y posicionarse en una cuestión política delicada. La sorpresa, lógicamente, viene dada por lo inusual del hecho en sí y porque ello supone llevar la contraria a la línea impulsada por su Gobierno, que es tanto como nadar a contracorriente de la línea editorial mantenida por las grandes cadenas de noticias norteamericanas e, incluso, de las grandes productoras y think tanks de una comunicación hoy más globalizada que nunca.

El detonante que ha puesto en marcha estas notas lo ha protagonizado el actor estadounidense Danny Glover, quien a través de la red social de Twitter pidió a finales de marzo la derogación de la orden ejecutiva contra Venezuela firmada por el presidente Obama. El actor expresó así su respaldo al Gobierno de Venezuela ante dicha orden ejecutiva que califica a la nación suramericana como una “amenaza inusual y extraordinaria”. A través de su cuenta en Twitter, Glover opinó: "El presidente de Estados Unidos Barack Obama debería derogar la orden ejecutiva como lo pidió la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur)”.

 

Claro que en el caso del multipremiado actor y luchador social Danny Glover (1946), su participación activa en diferentes causas sociales viene de lejos; de hecho tan solo unos días después de su tweed en apoyo de Venezuela, el actor era homenajeado por su labor en el ‘Center for Black Literature and Medgar Evers College’, universidad ubicada en Brooklyn, durante la conferencia anual de escritores negros. La temática que ha centrado la atención del simposio este año ha sido el activismo, la liberación y la resistencia en las artes, con un enfoque especial en el cine y la literatura.

En una entrevista reciente publicada por el periódico ‘La Nación’, de Costa Rica, Danny Glover respondía en los siguientes términos:

- “Usted es reconocido por haber mezclado su carrera de actor con un gran activismo político y social. ¿Cuáles considera que son sus principales luchas en ese campo y cómo las mezcla con el cine?

(…) Creo que ser un buen actor y un buen ciudadano son cosas que se unen. Uno debe ser excelente en ambos aspectos de la vida.

-En la actualidad, ¿cuáles considera que son los principales retos de las comunidades afro descendientes del mundo?

No solo de los afro descendientes, yo creo que la principal aspiración de todas la personas excluidas está en la educación y en las oportunidades. Sin duda, el principal problema es la desigualdad social.”

Sin espacio para extendernos demasiado en el asunto, podríamos señalar a Danny Glover, Susan Sarandon, Alec Baldwin, Ed Asner, Sean Penn y Jane Fonda, entre otros, como la nueva savia que retomó el activismo político de manos del gran Harry Belafonte, quien mostró el camino para una generación de artistas progresistas posterior a los tiempos de McCarthy. "Harry [Belafonte] era una especie de puente entre la lista negra y los actores que estaban empezando a hablar", ha reconocido en algún momento el actor que ha participado en películas como Arma Letal, Depredador, El color púrpura, Silverado…, “Ambos dos, Danny Glover y Harry Belafonte, visitaron Venezuela en 2006, donde expresaron su apoyo a Hugo Chávez, y por boca de Belafonte salió la expresión dedicada presidente George W. Bush, como “el mayor terrorista del mundo”.

Danny Glover, que ya colecciona una extensa filmografía, conoció la fama gracias a Steven Spielberg y su drama El color púrpura (1985). En ella Glover interpretó a la perfección al marido maltratador de Whoopi Goldberg. En la lista de películas de temática comprometida en las que ha participado Glover, cabe destacar títulos como Bopha! (1993) o Boesman & Lena (2000), contrarias al apartheid sudafricano. Este tema lo trató también en el telefilm Mandela (1987), donde encarnó al líder sudafricano. Asimismo, hay que reseñar películas como los telefilmes En busca del sueño americano (1996), Freedom Song (2000), o la genial Manderlay (2005) de Lars Von Trier.

No obstante, sería Arma Letal (1987), con Mel Gibson (polos opuestos, en principio), la película (con sus secuelas) que a través de una perfeccionada mezcla de humor y acción reportaría a Danny Glover un mayor éxito. De aquella primera entrega nacieron algunas de las frases lapidarias del cine moderno, pronunciadas por el personaje interpretado por Glover, sargento Roger Murtaugh: "Soy demasiado viejo para esta mierda" o “¿Has conocido a alguien a quien no hayas matado?”.

Fuente: http://www.mundoobrero.es/pl.php?id=4737

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

twitter

JoniJnm.es

últimos comentarios

  • A palabras nazis, oídos rojos leer +
  • Hijos de puta franco os revento elle culo leer +
  • Gracias, compañero, por decir ALto y Claro, lo que... leer +
  • ¡YO MÍO! ESTA PESADILLA NO TIENE FIN, ¿LLEGARA EL ... leer +
  • magistral nuestro hombre, el que debió ser preside... leer +
  • POR TODAS Y CADA UNA DE LAS INDECENCIAS QUE SE NOM... leer +

libros

La Guerra Civil que Pérez-Reverte no te contó

Alejandro Torrús. El cómic "¿Qué fue la Guerra Civil?", de Carlos Fernández Liria y Silvia Casado Arenas ofrece un relato de vencedores y vencidos que supone una replica al que publicó el escritor murciano el año pasado, que califican de equidistante

Cuentan Silvia Casado Arenas y Carlos Fernández Liria que el libro de Arturo Pérez-Reverte La Guerra Civil contada a los jóvenes (Alfaguara) es una obra que dice cosas "muy ciertas", pero que peca de "equidistante". Critican que el cómic venga a decir únicamente algo así como que la guerra española fue un enfrentamiento entre dos bandos rivales que provocó un enorme sufrimiento. Y así fue. No cabe duda. Pero la Guerra Civil ─dicen Casado Arenas y Fernández Liria─ fue otras muchas cosas también "muy ciertas" que se omiten en el relato de Pérez-Reverte. Este es el motivo por el que se han lanzado a publicar ¿Qué fue la Guerra Civil? Nuestra historia explicada a los jóvenes (Akal).

"Intentamos sacar a la luz algunos aspectos de la guerra que también son ciertos y deben ser tomados en cuenta. Será el lector, por joven que sea, quien tendrá que preocuparse de interpretar qué es, entonces, lo que realmente sucedió", explican los autores en el prólogo de la obra, ilustrada por David Ouro.

Leer más...