El saber es el único espacio de libertad del ser. Michel Foucault

  • Facebook: pages/Ateneo-Republicano-de-la-Alpujarra/170224643024430
  • Twitter: AlpujarraRepubl
  • YouTube: user/AlpujarraRepublicana?feature=mhum
Tenemos 68 invitados conectado(s)

música

¿Presumes de buen gusto musical? Por favor, vete a la mierda

Víctor Lenore. Un ensayo no debe medirse solo por sus ventas, sino también por la potencia de los debates que genera. En ese sentido, ‘Música de mierda’ (Carl Wilson), publicado en 2016, ha sido un éxito arrollador, por su defensa de una mirada antielitista hacia los sonidos que nos causan rechazo (en este caso, las melosas baladas sentimentales de la superventas global Céline Dion). ¿Por qué es importante ser empático al valorar la música de los demás? Porque, como demostró el sociólogo Pierre Bourdieu, los gustos culturales no son inocentes, sino que muchas veces esconden inercias clasistas. Todo el mundo tiene derecho a que no le guste Dion, empezando por el propio Wilson, incapaz de conectar completamente con su objeto de estudio.

Sin embargo, el experimento de intentar acercarse a la artista y a sus seguidores le sirvió para darse cuenta de que las premisas estéticas que él manejaba escondían una mezcla de machismo, clasismo y pavor ante los sentimientos expresados abiertamente, sin la distancia de seguridad que ofrece la ironía hípster. Ese miedo, seguramente, tiene que ver con descubrirse como un ser dependiente y vulnerable. El debate daba para más, por eso es un acierto la publicación de ‘Mierda de música’ (Blackie Books), donde filósofos, sociólogos y escritores definen sus posiciones en esta batalla que funde pop y política.

La democracia como escándalo

El más entusiasta, sin duda, es el sociólogo César Rendueles. El párrafo final de su texto no deja lugar a dudas. “Hay un pasaje de la ‘República’ donde Platón, un convencido antidemócrata, se ríe de los ‘herreros bajos y calvos’ que pretenden meterse en política. No solo es una tesis moralmente repugnante, sino que demuestra una profunda ignorancia de los principios de la democracia’, denuncia.

Leer más...



Julio Anguita. Quince meses

Andalucía

Transcripción de la intervención de Julio Anguita en la asamblea de Córdoba

Julio Anguita. Se me ha pedido que haga una reflexión en torno a la situación del Frente Cívico y en torno a la situación de nuestro país y la voy a hacer.

Hace quince meses se lanzó el mensaje para crear una mayoría unida capaz de hacer cambiar las cosas. Yo recuerdo esta sala llena hasta los topes, recuerdo los ordenadores, los mensajes, la red, todo el mundo quería apuntarse, era la novedad, algo nuevo. El tiempo ha ido pasando y comenzaron los primeros problemas: la visión de la asamblea permanente, la visión interesada de creer que aquí había cargos, que se ganaba algo, la visión de quien pretendía (es curioso yo he visto en esta sala un ataque brutal a los partidos políticos para después los mismos que habían hecho el ataque proponer que esto tenía que ser un partido político).

Aquel llamamiento que se hizo en Sabadell y que después se ha ido desarrollando en torno a siete escritos, que firmados por mí, porque me pidieron que los hiciera, y que yo pediría encarecidamente que los leáis y no porque yo sea el autor sino porque se ha ido desarrollando lo que entendíamos que es esto que intentamos construir. Era una idea, para que nos podamos entender. Hartos de oír en la calle: si nos uniéramos todos y dejáramos fuera los partidismos, y buscásemos la unión. Eso justamente, pero eso cuesta mucho trabajo. Colectivos y colectivillos que no renuncian a sus egos, personajes y personajillos que quieren tener el protagonismo en algo que debe ser del colectivo y de la inmensa mayoría, buscar formas de funcionamiento que bajo la excusa de democracia eternizan y hacen las reuniones incansables, aburridas, estériles y por eso reaccionarias. Todo eso ha pasado en 15 meses y ha llegado el momento de que reflexionemos si estamos dispuestos ante la situación a poner en marcha el proyecto ya de una vez y no estar sempiternamente discutiendo de organización, organización, organización, porque eso me recuerda a mi etapas vividas en organizaciones políticas que cuando no tenían proyecto toda la energía la gastaban en discutir de cómo se iban a organizar, organizaciones por tanto muertas, estériles, inservibles y si seguimos así pues… esto se acabó.

 

Cuando el llamamiento se hace el 15 de junio en Sabadell se dice una cosa que estaba en el aire, yo no me invento las cosas, yo las oigo, las pongo después en papel, estamos en una situación de excepción económica, social, política, ideológica, moral, ética. Este país está al borde del disparate y no hace falta que yo de los datos, los datos de entonces. El estado del bienestar se acabó, en estos 15 meses tenéis evidencias de que esto se está acabando y ya ha rematado el rey de Holanda que acaba de decir que el estado de bienestar se acabó, por tanto nos están anunciando que aquí había una auténtica contra revolución quitándole a la gente los derechos conseguidos. Es verdad que hay muchos colectivos que se mueven. Ahí están los del 15M, está Attac, están los que luchan contra los desahucios, es verdad, muchos, y nosotros pero juntitos no somos nada absolutamente, un conjunto de narcisos que todo el día se ven ante el espejo y se creen que están cambiando el mundo por que se reúnen 100 personas en el bulevar del gran capital. Cuando hay llamamientos a los que acuden mas siglas que personas demuestra que esto no se puede mover sumando siglas por muy extraordinarias que sean sus personas, por muy bien intencionadas, por muy justos que sean sus ideales pero encerrados en sus reivindicaciones es una especie de yuxtaposición y nunca de unión y quedó claro entonces que hasta la inmensa mayoría de este país, los que no están comprometidos o que pasan por la calle, no se unan, esto no va a cambiar nunca jamás y si cambia va a ser para peor.

Cuando yo decía esto,algo que estaba en el ambiente, de que se acababa el estado de bienestar, yo tengo que decir 15 meses después, algo mucho peor: El Estado Español está desapareciendo, y si quereis digo España no existe y no estoy pensando en Cataluña, lo de Cataluña es una consecuencia, no es una causa, como después brevemente voy a incidir. El Estado español no va a existir ya mismo, hay un andamiaje. ¿Por qué digo que no existe el estado español ni va a existir España, ni va a existir la sociedad? Pues mira, tengo los datos: cuando en un país se ha implantado un modelo de relaciones económicas en las que han desaparecido los derechos sociales, el Estado democrático de Derecho no existe. Coger la constitución, ¿no veis esos reportajes de trabajo doce horas y me pagan ocho? ¿No veis a la chica que salió en los telediarios cuando los carritos de los del SAT que dice que la habían agredido?, aquella chica quiso defender a la empresa, la han echado por que se ha quedado embarazada. ¿Donde están los Derechos? Es decir, el nuevo modelo productivo de este país es un modelo productivo de carencia total y absoluta de derechos y cuando eso existe el país no existe, es una ficción, por no decir que eso de la patria es música ante esta situación. Pero hay más, nosotros vamos camino de ser un estado fallido. Si entráis en internet la expresión estado fallido yo empecé a oírla cuando estaba en Madrid, allá por la década de los 90, y se aplicaba a estados como Afganistán, Tanzania, Ruanda, Burundi, Gana, etc. y viene la definición: por lo general un estado fallido se caracteriza por un fracaso social , político y económico , caracterizándose por tener un gobierno tan débil o ineficaz que tiene poco control sobre bastas regiones de su territorio, no provee ni puede proveer servicios básicos, presenta altos niveles de corrupción y criminalidad, refugiados y desplazados, así como una marcada degradación económica. Y aparte de esto es un estado fallido aquel en que los señores de la guerra tienen al país sometido a sus pillerías y aquí no hay señores de la guerra, aquí hay multinacionales, cambia un poco… Telefónica, Endesa, gas natural, son los que mandan en la economía. Vamos camino de ser un estado fallido, quiero insistir en esto por si hay algunos que hablan de la patria que eso no está existiendo. Esto ocurre aquí y está ocurriendo en Grecia, está ocurriendo en Italia, está ocurriendo en Portugal, está ocurriendo aquí y ocurrirá en otros porque es un proceso de la situación del mundo mientras nosotros nos tiramos horas y horas discutiendo de cómo nos organizamos, nosotros y otros muchos más. Debates interminables.

Hay más, un modelo en el que los alemanes son muy malos, los catalanes también, y entramos todos sin darnos cuenta que el capital catalán, el capital madrileño, el capital español, y el capital alemán se dan la mano. Siempre ha pasado así, la buena burguesía catalana se ha entendido con Madrid para defender su visión de la pela y nosotros: los catalanes, los catalanes… y hemos caído incautamente en la trampa, como mucha gente, que a lo mejor de buena fe, el día de la diada se han manifestado creyendo que una Cataluña independiente va a ser una Cataluña de justicia, ignorando q quien está al frente, Arthur Mas, hace la misma política que Rajoy, pero en fin, ya lo irán resolviendo.

Pero hay más, lo que está ocurriendo ante nuestros ojos, no hay una unión europea, a mi me toco vivir en Madrid la década de los 90, donde veía como políticos estimados como muy responsables, escritores tenidos por grandes pensadores, hablaban de una Europa que no existe, lo que existe es el cuarto Reich alemán, punto. ¿Donde está esa unión europea? Y cuando el cuarto reich alemán no manda, mandan la troika, el g20, o el presidente Obama que llama al presidente español, ¿no lo estamos viendo? La pregunta es, ¿donde está España? ¿Donde está el estado? ¿Donde está el gobierno? ¿Donde está el estado de derecho? ¿Donde está la Constitución? Diariamente lo estamos viendo pero hay más, cuando se dice que nuestro país necesita profundas reformas para salir de la crisis económica, que crezcamos y veamos el final del túnel… eso es una estupidez que voy a intentar sino desbaratar, si situar en torno a tres datos:

Según el Banco Central Europeo, que como sabéis es un nido tremendo de rojos. El BCE en el último informe nos dice que los problemas de las empresas españolas son: la falta de clientes un 28%, falta de créditos bancarios un 24%, otros problemas (capacidad técnica, relaciones laborales, no saber estar a la altura técnica) un 26% y el resto los costes laborales un 12%. Bueno, pues parece ser que los costes laborales son los que tienen la culpa y lo seguimos repitiendo nosotros mismos, y está hecho por el Banco Central Europeo, ¿Por qué?, por que se intenta implantar un nuevo modelo de relaciones laborales en los que no exista ningún derecho. La sanidad es un lujo, las jubilaciones es una concesión dadivosa de no sé quién y la educación para que sirve… estamos desarbolando lo que tanto trabajo a costado, volvemos al siglo XIX y un colectivo por aquí extraordinario, otro colectivo por allá, otro colectivo por allá. ¿Cual ha sido nuestro llamamiento ante esta situación? Mirad, es que incluso militarmente somos soldaditos de plomo en manos de la otan, de estados unidos, y las multinacionales de armamento. Cuando en un país se deben 30 mil millones de euros en armamento, del cual dicen los jefes del ejército español que no sirve absolutamente para nada hay que pensar que alguien a trincado el dinero, el cazo, hay que pensar eso, yo digo y afirmo. Así cuando hablamos de la patria o hablamos del ejército, estemos pensando que también esté atravesado por un estado de cleptómanos, por no decir la palabra más vulgar si quereis, de ladrones. El poder no es el gobierno , el poder son Repsol, Cepsa, BP , con un 87% del mercado del petróleo; Endesa, Iberdrola, Gas Natural, con el 93% del mercado energético; Telefónica, Vodafone, Orange, con el 85,5% de la cuota de mercado y los medios de comunicación Mediaset, grupo Antena 3, y pocos más controlando el 85% de la información que recibimos los españoles y coronando el edificio Banco Santander, Banco de Bilbao Vizcaya, Caixa Bank, controlando totalmente el mercado bancario. Y la buena burguesía catalana, como hizo ya con Cambó, que esto no es nuevo, que lo que está pasando en Cataluña es muy viejo, un repasito a la historia, pactando con la burguesía de Madrid, y cuando ven que no sacan lo que quieren amenazan con la separación y buena gente en Cataluña se lo cree y sale a la calle. Y aunque yo soy legítimo defensor del derecho de autodeterminación tengo que decir a continuación que les están tomando el pelo.

Pero bueno, dicho esto, ante esta situación ¿que vamos a hacer nosotros? Esto fue el mensaje de hace 15 meses y aquí se dijo una cosa muy clara: aquí no se le pregunta a nadie de donde viene sino a donde quiere ir. Pues yo he visto en asambleas este es de tal partido, este es del otro, pero ¿a dónde vamos? Vamos a remover lo de siempre? Mirar, el poder está donde acabo yo de citar, Mariano Rajoy es el mayordomo, el ama de llaves. El poder esto que acabo de decir y a ese poder de verdad, aunque yo soy del que va también a concentraciones, no se rompe con concentraciones aquí, y allí y allá ¡Nunca!, a no ser que nos pongamos de acuerdo todos, que vaya una parte importante de la mayoría. A este poder no lo derrotamos con marchas de ningún tipo, ni con huelgas de hambre, ni con pancartas, eso lo torean las veces que le da la gana. Yo creo que la mayoría nuestra debe saber ya donde está el poder y si de verdad, y esto es un acto voluntario de cada uno y de cada una de nosotros, estamos dispuestos a aceptarlo o a combatirlo, el que os habla dice que quiere combatirlo pero quiero combatir de verdad, no posar ante el cuadro para quedar muy bien sacando una bandera que eso no sirve absolutamente para nada. Porque tengo que decir, y hablo ahora de la izquierda, yo pertenezco a la izquierda, que somos narcisos, todo el día hablando de grandes principios pero no hacemos nada, absolutamente nada. A ese poder hay q enfrentarle otro poder,esto es como la técnica militar que a un ejército se le enfrenta otro. Lo que pasa es que ellos están organizados, nosotros no. Pues esto es el Frente Cívico, el intento de cada uno de nosotros y de nosotras de ir uniendo a los demás, con mucha paciencia, de ir creando condiciones de que hagan de nosotros un cuerpo, de constituirnos como pueblo, como soberano, y yo sé que es difícil, no decírmelo, que uno lleva muchos años en política, y enseguida saltan unos con sus siglas, otros con las suyas, otros eso no es democrático, no se ha consultado, lo de siempre de verdad que a mí ya me aburre. Cuando lo que tenemos que hacer es unirnos pero unirnos en torno a cosas muy concretas. Como vamos a ir en busca de García, María o del tío Juan a hablarles del derecho de autodeterminación, pero por favor, ¿estamos locos? Como vamos a ir a la gente hablándole de unos principios con los que yo puedo estar de acuerdo pero que le afectan a una ínfima minoría, porque nosotros, los que creemos en estas cosas, somos una ínfima minoría en este país. Somos la minoría de la minoría, y pretendemos nosotros crear una unidad en torno a principios minoritarios por mucho que los queramos. ¿Yo puedo pretender como comunista que los demás tienen que pensar como yo? ¿De verdad queremos construir? Porque si de verdad queremos construir tenemos que cambiar, y acabar ya con la etapa de la organización en este frente cívico, que ya está bien, que ya está bien. Salir a la calle, y salir a la calle no es solo hacer una manifestación. Salir a la calle es ir trenzando ese encaje de bolillos del día a día y bueno, en los siete frentes somos mayoría está que hagamos un centro de debate, un centro de estudio, un centro de movilización, empecemos… somos una especie de pegamento, de gente con mucha paciencia, y sobre todo que busquemos el denominador común, por eso en un momento dado salió la idea de una gran marcha sobre Madrid.

La marcha sobre Madrid no es un conjunto de jornaleros que se dejan ahí la piel, que sacan sus banderas, que salen en los telediarios y mañana y hasta pasado mañana. Una marcha sobre Madrid es un conjunto de cientos de miles de personas que toman Madrid, y toman Madrid con un objetivo: en el platillo del poder poner el poder. Un ejemplo, hoy desde el ámbito de la izquierda y el ámbito de los movimientos de base no se nos cae de la boca la palabra proceso constituyente, eso que es, eso es que vamos a ir a crear otra realidad , el pueblo … una simple diferencia , una constitución, la nuestra, normalmente son sus 169 artículos , hay constitución por tanto formal, lo que está escrito, pero hay una cosa muy interesante que es la constitución material que es el conjunto de fuerzas económicas y sociales que hacen posible que la constitución se cumpla o no se cumpla, por eso me parece un disparate cuando algún político avezado dice vamos a entrar en un proceso constituyente, a mi me da miedo, me tiemblan las piernas, por qué si ahora vamos a hacer una nueva constitución van a hacerla ellos. Hagamos el proceso constituyente cuando tengamos fuerza para que nosotros impongamos, vuelvo a repetir, impongamos una nueva constitución y la imponemos en nombre de la mayoría pero si no nos organizamos lo del proceso constituyente suena a música, a mí personalmente me suena a ridículo. ¿Que es el tema? ¿Acopiamos fuerzas?

Otra cosa que está sucediendo ahora mismo en el ámbito de la gente que se movilizan es el eterno rapto, elecciones, ¿pero de verdad creéis que con unas elecciones lo vamos a resolver esto? Pero es que tengo que deciros que en ámbitos cercanos con los que nos hemos encontrado estos meses están pensando en elecciones y yo con la autoridad que me da el haber consultado mi intervención a mis compañeros , con la autoridad que me da en estos momentos en la afirmación que voy a hacer responde a la amplia mayoría del Frente Cívico quiero deciros una cosa: jamás vamos a participar en ningún proceso electoral de la derecha, de la izquierda, de la extrema derecha ni nacionalismo de nadie, en ninguno, no tenemos nada que ver con campañas electorales , creo que ha quedado claro y si alguien quiere utilizarnos no nos puede utilizar . Queda claro, porque todas las operaciones que se están montando son en busca de las elecciones europeas, pero hombre como puede ser que por conseguir un eurodiputado, que compañeras y compañeros, conozco el tema y es un cero a la izquierda, nada, la nada perdida en una institución que no sirve para nada, a no ser que sí, una jugosa cantidad de dinero que puede servir a la organización. El parlamento europeo era como he dicho muchas veces Jacinto el de la boda, el novio de Charo, no manda nada. Entonces, ¿nosotros vamos a entrar por ahí? Pues claro que tiene que haber elecciones, se van cumpliendo los ciclos, lo nuestro es otra cosa, es tejer poder, tejer poder con muchos, con gente vengan de donde vengan, lo importante es lo que quieren hacer y repito, tejer poder, quiero ser claro, poder es fuerza, poder es imposición, dominio, hegemonía, democrática, pero es eso. Claro, hemos aprobado en nuestros estatutos, las áreas de elaboración, porque no nos reunimos en el local que sea para hablar del tema de las pensiones, para explicarle a la gente lo que está pasando con la deuda, o por ejemplo si hablamos de hablar de la marcha sobre Madrid cuando pueda ser , y cuidado con eso, no podemos ir una turbamulta de decenas de miles cada uno que si la autodeterminación del perejil, no, la de Cataluña, no, vamos ahora a hablar del paro, pero ¿que es eso? Esa es la cruzada de Pedro el Ermitaño que cogió a todos los miserables de Europa, los llevó contra Saladino y Saladino los exterminó.

Cuando nos pongamos en marcha es con un objetivo, como mucho tres y nada más que eso.

El primero: No se paga la Deuda y cuando consigamos si se consigue imponer que la deuda no se paga ya le estamos dando un golpe de muerte al poder, ¿y si no pagamos que pasa? Que no se paga, y si no se paga los bancos alemanes pues no cobran, ni los bancos españoles. Hay que tener un poder capaz de aguantar la que viene después. Hay que explicarle a la gente que estamos pagando cien millones de euros cada día, he dicho cien millones de euros cada día por esa deuda que en su inmensa mayoría es ilegítima , que la han hecho para apoyar a los bancos, para trincar ellos, esa es la palabra, para trincar ellos. La estamos pagando por lo tanto esa deuda no se paga y hay que explicárselo a la gente. Hacer un poder como objetivo claro. Ellos, los dos, psoe y pp, cambiaron la constitución hace dos años Artículo 135 sobre el déficit, no se podía llegar a determinado nivel de déficit y por tanto recortes, bueno, pues se olvido o lo pusieron de adorno en su punto cuarto dice que lo del déficit puede quedar en suspenso cuando el país lleve un tiempo en recesión y yo no sé cuantos milenios llevamos en recesión o cuando hay dificultades, agarrémonos a la legalidad.

Y por tanto segundo punto: No hay que cumplir la ley del déficit porque uno que tiene memoria recuerda que cuando el tratado de Maastricht dijeron el déficit al 3 % y la deuda al 60%, pues bien, el déficit siguen diciendo que al 3 % pero la deuda va por el 95%, y ¿por qué? Porque el déficit significa recortar gastos para la gente y la deuda es para pagarles a los bancos alemanes. El principio que hizo posible lo de Maastricht no se cumple por tanto los déficit son los que haya que tener para atender las necesidades de la gente y esto es otro golpe, es como un misil. Porque nosotros como movimiento tenemos que hacer acciones que vayan exactamente al corazón del adversario e invocar el derecho de autodeterminación no va contra el corazón del adversario porque los grupos q podamos integrar esto tengan su propia actividad, ¿porque no lo van a hacer? , cada uno es libre de hacer lo que quiera y le digo a la unión del movimiento que estamos poniendo solamente dos, tres puntos.

Y el tercero acabar con la corrupción y acabar con la corrupción ha tenido sus antecedentes en España, de movimientos de gente que salen a la calle, ¿y como se puede hacer eso?, ¿porque no hacemos circular una lista con gente corrupta? Se pueden dedicar a esto las asambleas del frente cívico, listas de gente corrupta, esto sale en internet, se pueden coger cosas, circular, tenemos que conseguir que el vecino, que el compañero de trabajo… esa es la creación del frente cívico, irradiar, ser ni más ni menos como el agua que va lamiendo y que va cortando la costa, ser en el sentido noble del término subversivos pero en favor de la justicia. Yo sé que es una tarea poco brillante, no hacemos ni cantamos himnos, ni tremolamos banderas, ni nos reconfortamos con exhibiciones de tocar dulzainas y flautas, yo sé que es verdad pero es lo único eficaz que se puede hacer.

Cuando eso sea posible hablaremos de la marcha y una marcha no se improvisa porque además hay que prever y lo digo haciendo una crítica a los sindicatos que cuando han convocado una huelga general nunca supieron que hacer al día siguiente y hay que prever que pasa al día siguiente, que se hace allí, ¿rodeamos la Bolsa por ejemplo? Y pedimos que ese día no haya Bolsa, por ejemplo, es un ejemplo, y cuando nos volvamos ¿que hacemos después? Porque esto es un combate, es decir, un combate de un poder para derrotar a otro poder y construir otra nueva España con todo lo que eso trae. Yo sé que mis palabras en estos momentos… esto no es nuevo eh, ya leyendo los siete somos mayoría lo tiene, que tarea tan ingente q se nos escapa, que somos como insignificantes hormigas pero no hay otra, yo no sé otra , porque si yo supiera otra, yo que soy miembro del partido comunista de España o de izquierda unida estaría en estos momentos militando en su dirección y dando la cara y combatiendo allí pero creo que no, que no, que desde ningún partido puede venir la solución , que no puede, que es metafísicamente imposible y no digamos desde un sindicato. Entonces si una persona, o yo u otra, dicen oiga usted yo sigo siendo lo que soy pero en este momento me bajo para hablar con los demás, para unir, pues esto es lo nuestro, esto es el frente cívico , no tiene más misterio que hablar con todo el mundo pero hemos tenido y voy terminando, malas experiencias. Cuando planteamos lo de la marcha, yo estuve en esa reunión y hubo organizaciones que empezaron a calcular lo que era eso, quedó la cosa en un silencio prudente y después nos encontramos en el internet y nos encontramos en los medios de comunicación todo lo que se había dicho en la reunión. Hombre, nosotros no hacemos cosas secretas pero tampoco estamos dándole todo el día cuartel al pregonero y después en las reuniones habidas ayer o antes de ayer pues vienen decepcionados porque se ve que en otros colectivos está el trasfondo de las puñeteras elecciones europeas para que fulanito de tal consiga tener un puesto en el parlamento europeo, ¿ no es triste? Que eso no sirve para nada, el parlamento europeo es un guiñol para gastar dinero y tener entretenida a la gente creyendo que hay Europa cuando Europa no existe, existe lo que he dicho antes, el cuarto Reich. Bueno, y por tanto se concibe la marcha desde otros sitios como una brillante exhibición, eso sí, con cámaras, donde pueden ir mil, dos mil personas que han hecho un sacrificio tremendo que son héroes para mí pero no hay cosa más triste que los héroes que sus heroicidades no sirven para nada . De verdad que cuando compañeros en sus huelgas de hambre, sus marchas, esos funcionarios que se han encontrado en la calle, esa gente que ha perdido la pensión, esa gente que ha perdido la casa y que hace muy bien en protestar eh, que hace muy bien, muy requetebién pero solamente con eso no vale porque al final el poder es más fuerte y la gente se cansa. En consecuencia esas acciones que hace cada grupo y están muy bien deben seguir haciéndolas pero a la vez que las hacen deben buscar la unión con los demás y con los ciudadanos que no pertenecen a nada para crear el frente cívico y eso solamente se hace con un punto, dos puntos, tres puntos nada más. Los compañeros venían explicando que en esa reunión de Madrid pues no, que si en la marcha se ponga esto, no que se ponga… pero esto que es, ¿la carta a los reyes magos? Si lo que tenemos que buscar tres puntos que tengan la virtud de unir a todos: los de izquierdas, los de menos izquierdas los de centro y sectores que no son de izquierdas pero que tienen dos dedos de frente para entenderse que con esta situación hay que acabar, ese es el frente cívico, en esta situación estamos.

Yo estuve en la asamblea de Rivas Vaciamadrid y claro, observaba que había gente, es curioso, gente que lo había entendido, que el frente cívico podía ser, por esa vocación de no tener protagonismo, de ser el que facilite la unión con los demás , el renunciar a sacar su bandera, el quedarse en segunda fila pero porque le interesa que avancemos, esto es una tarea muy abnegada, muy difícil pero es que no hay otra , además insisto compañeras y compañeros, no tenemos otra salida que la movilización del pueblo pero con sentido y no pegar gritos, es silenciosa. Si queréis q yo os pusiera un nombre que lo tengo aquí… Gandhi, Gandhi trasladado a España esa es la fuerza que hay que oponerle al poder, un Gandhi que silenciosamente va imponiendo sus tesis, un Gandhi pacífico, sobre todo compañeras y compañeros, a mi cuando yo oigo en estos sitios y en otros es que hay que ir a las armas me hecho a reír porque vamos a ver mañana vamos a enfrentarnos a la policía, hombre, uno se va a canear con otro si quiere dar media hostia pero cuando te las van a dar todas y tu no vas a dar ninguna me parece que es absurdo. Hay otra manera, se llama minar la moral se llama irlos cercando con paciencia y con tesón, este es el frente cívico desde mi punto de vista. Fijaros si tantas cosas hay que hacer, aquí se ha hablado de las pensiones, aquí se ha hablado de la gente que echan a la calle, de la educación, ¿sabéis como estamos en educación? ¿Qué va a ser de este país dentro de poco tiempo? Un 67% de paro de la gente joven, de estar concienciando a nuestra gente y objetivo la gran marcha, cuando se puede hacer esa gran marcha, bueno, vamos a ver, cuando pueda hacerse. También me dijo una persona de otros colectivos que por favor elecciones y eso no tiene nada que ver con nosotros, cuando lleguen las elecciones un servidor votará lo que crea conveniente o me abstendré o votaré en blanco, yo que sé que haré con mi papeleta, pero nosotros como frente cívico no tenemos nada que ver con nadie, repito, de derechas de izquierdas ni de extrema izquierda, absolutamente nada que ver si no que es un lugar de encuentro de todos nosotros para crear poder, para hacer el proceso constituyente.

Es lo que tenía que decir, no es solamente lo que los compañeros querían que dijera sino también lo que me sale del alma.

 

Fuente: http://www.frentecivicosomosmayoria.es/transcripcion-de-la-intervencion-de-julio-anguita-en-la-asamblea-de-cordoba/

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

artículos relacionados

twitter

JoniJnm.es

últimos comentarios

  • A palabras nazis, oídos rojos leer +
  • Hijos de puta franco os revento elle culo leer +
  • Gracias, compañero, por decir ALto y Claro, lo que... leer +
  • ¡YO MÍO! ESTA PESADILLA NO TIENE FIN, ¿LLEGARA EL ... leer +
  • magistral nuestro hombre, el que debió ser preside... leer +
  • POR TODAS Y CADA UNA DE LAS INDECENCIAS QUE SE NOM... leer +

libros

La Guerra Civil que Pérez-Reverte no te contó

Alejandro Torrús. El cómic "¿Qué fue la Guerra Civil?", de Carlos Fernández Liria y Silvia Casado Arenas ofrece un relato de vencedores y vencidos que supone una replica al que publicó el escritor murciano el año pasado, que califican de equidistante

Cuentan Silvia Casado Arenas y Carlos Fernández Liria que el libro de Arturo Pérez-Reverte La Guerra Civil contada a los jóvenes (Alfaguara) es una obra que dice cosas "muy ciertas", pero que peca de "equidistante". Critican que el cómic venga a decir únicamente algo así como que la guerra española fue un enfrentamiento entre dos bandos rivales que provocó un enorme sufrimiento. Y así fue. No cabe duda. Pero la Guerra Civil ─dicen Casado Arenas y Fernández Liria─ fue otras muchas cosas también "muy ciertas" que se omiten en el relato de Pérez-Reverte. Este es el motivo por el que se han lanzado a publicar ¿Qué fue la Guerra Civil? Nuestra historia explicada a los jóvenes (Akal).

"Intentamos sacar a la luz algunos aspectos de la guerra que también son ciertos y deben ser tomados en cuenta. Será el lector, por joven que sea, quien tendrá que preocuparse de interpretar qué es, entonces, lo que realmente sucedió", explican los autores en el prólogo de la obra, ilustrada por David Ouro.

Leer más...