La pasividad y la mansedumbre no implican bondad, como la rebeldía no significa salvajismo. Emma Goldman

  • Facebook: pages/Ateneo-Republicano-de-la-Alpujarra/170224643024430
  • Twitter: AlpujarraRepubl
  • YouTube: user/AlpujarraRepublicana?feature=mhum
Tenemos 65 invitados conectado(s)

música

Entrevista. Juan Perro: "Cuando las banderas se agitan sobre las cabezas, el pensamiento se esfuma de inmediato"

Enrique Mariño. El maestro Santiago Auserón (Zaragoza, 1954) se hace llamar aprendiz. Erudito de la música, iba para profesor de filosofía cuando la movida se le cruzó delante: Radio Futura. Luego importó el son cubano y paseó por aquí a Compay Segundo —aún faltaba para el Buena Vista Social Club de Ry Cooder—. Latino cuando lo moderno, tuvo que ponerse la careta de Juan Perro para emprender una larga travesía por Cuba, México o Nueva Orleans. Con El viaje (La Huella Sonora) ha vuelto a casa: un disco en el que ha vaciado su mochila, donde cabe todo lo afro, y se hace acompañar sólo por su guitarra. Mañana lo presenta con su sexteto en el Teatro Rialto de Madrid.

Su trabajo tiene rasgos esquizoides, pues alterna la investigación teórica con la práctica sobre las tablas. Al tiempo, usa el ordenador para escribir sus tesis y libros, pero se resiste a prescindir del bolígrafo para anotar las letras de sus canciones.

Me obligo a hacer cierto tipo de reflexiones o búsquedas de versos en un cuaderno de viaje, que siempre llevo conmigo. Mantengo el ejercicio caligráfico como una operación que no pierda por completo la memoria de la infancia, porque hay datos que es importante preservar. Todas las tecnologías tienen un componente técnico y también estético: aportan algo concreto, y una no anula la otra. Sucede igual con la bicicleta y el automóvil.

¿Hay alguna diferencia a la hora de escribir las letras a mano?

Sí. En las letras de las canciones, voy todo el rato de la escritura manual a la electrónica. Cuando tengo que probar variantes de un verso, lo primero que hago es escribirlo veinte veces a mano. Tacho y escribo encima, hasta que la idea se sostiene y la paso al ordenador. En cambio, cuando escribo prosa, voy directamente al ordenador.

Leer más...



Alpujarra

IU propone someter a referéndum la declaración de la Alpujarra como Patrimonio de la Humanidad

Alpujarra

Europa Press. El coordinador provincial de IU en Granada, Manuel Morales, se ha mostrado partidario de someter a referéndum la solicitud de la declaración de la Alpujarra como Patrimonio de la Humanidad para garantizar que existe un respaldo social a este proyecto.

El representante provincial de IU argumenta que "el fallido proceso iniciado por el PP tenía como principal defecto, desde su misma génesis, el desprecio a la opinión y voluntad de los alpujarreños".

 

Municipalismo o barbarie

Alpujarra

Walter White. El 15M no invento nada, recupero, reformuló y renombro ideas y conceptos que parecían obsoletos desde hace décadas cuando no demonizados por el sistema hegemónico de las clases dominantes políticas y económicas, sintetizo los problemas de la supuesta democracia y abrió las puertas para que personas que se sentían al margen de la política tradicional participaran desde distintos ámbitos. Algunos políticos se identificaron rápido con el 15M reconociendo en sus pancartas las ideas que llevaban años defendiendo, la mayoría lo ignoraron  y otros no solo se sintieron parte del mismo sino que aprovecharon esta indignación para implicar a una mayor parte de ciudadanos en sus proyectos.

 

Siempre abril: el flamenco comprometido de Juan Pinilla y Lucía Sócam

Alpujarra

SÁBADO 31 DE ENERO EN ALBUÑOL

María Rosa de Madariaga. El flamenco o lo que muchos españoles consideran, equivocadamente, como tal, pero que corresponde, en realidad, a lo que sería más propiamente la “copla”, no goza de muy buena prensa entre la izquierda española que lo suele identificar con el franquismo, por ser muchos los cantaores y cantaoras comprometidos con el régimen de Franco. Mimados por el franquismo, que explotó al máximo su imagen de portadores de las esencias identitarias de la España, supuestamente más castiza y auténtica, sirvieron durante décadas de embajadores de la España más casposa, retrógrada, carca y paleta. Eran los vivos representantes de la España “de charanga y pandereta”, como diría nuestro gran Antonio Machado.

 

Lanjaron resucita al dictador

Alpujarra

La represión franquista se ensañó con el último alcalde republicano de Lanjarón (Granada) y su familia. Francisco Gálvez Peralta y su hijo mayor fueron fusilados frente a la tapia del cementerio municipal de Granada en los días posteriores a la sublevación de julio de 1936. Su mujer, Blanca Lozano, fue encarcelada y fusilada meses después. También fue asesinado el segundo hijo del matrimonio, apuñalado en la calle a la luz del día por fascistas del pueblo. El teniente de alcalde del municipio, Manuel López López, fue ejecutado en agosto de 1936 junto a dos de sus siete hijos en el barranco del Carrizal. Los sepultaron en cal viva. Días después asesinarían al tercer hijo. Al cuarto, lo ejecutaron en la tapia del cementerio de Granada en 1945.

 

Entrega de premios "Certamen de Poesía Social. La Alpujarra - Antonio Ferrero"

Alpujarra

En la tarde-noche del pasado veinte de septiembre tuvo lugar la entrega de premios del “Certamen de Poesía Social, La Alpujarra - Antonio Ferrero” que organiza este Ateneo Cultural Republicano de La Alpujarra.

 
Más artículos...

twitter

JoniJnm.es

últimos comentarios

  • A palabras nazis, oídos rojos leer +
  • Hijos de puta franco os revento elle culo leer +
  • Gracias, compañero, por decir ALto y Claro, lo que... leer +
  • ¡YO MÍO! ESTA PESADILLA NO TIENE FIN, ¿LLEGARA EL ... leer +
  • magistral nuestro hombre, el que debió ser preside... leer +
  • POR TODAS Y CADA UNA DE LAS INDECENCIAS QUE SE NOM... leer +

libros

La España vacía

Agustín García Simón. Los títulos no hacen los libros, como el hábito no hace al monje, pero ayudan mucho a su contenido, trayectoria y existencia, con las que a veces se confunden. En ocasiones son tan atinados que se convierten en eficaces referencias conceptuales y, en los mejores casos, irrumpen en el caudal de la lengua como neologismos imprescindibles tras su aparición, acuñados por los hablantes con un uso frecuente y exitoso. Creo que es el caso de La España vacía. Viaje por un país que nunca fue (Madrid, Turner, 2016), de Sergio del Molino, uno de esos ensayos de la actualidad editorial que, socapa de un totum revolutum en su planteamiento y desarrollo, consigue un conjunto bien armado, original e imaginativo, porque en algunas cuestiones capitales no es menor la imaginación que le echa el autor. El libro viene circulando desde hace meses felizmente jaleado, no obstante el tema escabroso que trata, esa España interior no sólo abandonada vergonzantemente por los poderes públicos y privados, sino también despreciada con estúpida suficiencia por la otra España que su vacío hizo posible; la España  llena y periférica, donde lo más granado de su sedicente intelligentsia sigue aborreciendo con prepotencia cuanto venga de ese mar interior de tierra parda y sus montañas.

Leer más...