El saber es el único espacio de libertad del ser. Michel Foucault

  • Facebook: pages/Ateneo-Republicano-de-la-Alpujarra/170224643024430
  • Twitter: AlpujarraRepubl
  • YouTube: user/AlpujarraRepublicana?feature=mhum
Tenemos 27 invitados conectado(s)

música

¿Presumes de buen gusto musical? Por favor, vete a la mierda

Víctor Lenore. Un ensayo no debe medirse solo por sus ventas, sino también por la potencia de los debates que genera. En ese sentido, ‘Música de mierda’ (Carl Wilson), publicado en 2016, ha sido un éxito arrollador, por su defensa de una mirada antielitista hacia los sonidos que nos causan rechazo (en este caso, las melosas baladas sentimentales de la superventas global Céline Dion). ¿Por qué es importante ser empático al valorar la música de los demás? Porque, como demostró el sociólogo Pierre Bourdieu, los gustos culturales no son inocentes, sino que muchas veces esconden inercias clasistas. Todo el mundo tiene derecho a que no le guste Dion, empezando por el propio Wilson, incapaz de conectar completamente con su objeto de estudio.

Sin embargo, el experimento de intentar acercarse a la artista y a sus seguidores le sirvió para darse cuenta de que las premisas estéticas que él manejaba escondían una mezcla de machismo, clasismo y pavor ante los sentimientos expresados abiertamente, sin la distancia de seguridad que ofrece la ironía hípster. Ese miedo, seguramente, tiene que ver con descubrirse como un ser dependiente y vulnerable. El debate daba para más, por eso es un acierto la publicación de ‘Mierda de música’ (Blackie Books), donde filósofos, sociólogos y escritores definen sus posiciones en esta batalla que funde pop y política.

La democracia como escándalo

El más entusiasta, sin duda, es el sociólogo César Rendueles. El párrafo final de su texto no deja lugar a dudas. “Hay un pasaje de la ‘República’ donde Platón, un convencido antidemócrata, se ríe de los ‘herreros bajos y calvos’ que pretenden meterse en política. No solo es una tesis moralmente repugnante, sino que demuestra una profunda ignorancia de los principios de la democracia’, denuncia.

Leer más...



Municipalismo o barbarie

Alpujarra

Walter White. El 15M no invento nada, recupero, reformuló y renombro ideas y conceptos que parecían obsoletos desde hace décadas cuando no demonizados por el sistema hegemónico de las clases dominantes políticas y económicas, sintetizo los problemas de la supuesta democracia y abrió las puertas para que personas que se sentían al margen de la política tradicional participaran desde distintos ámbitos. Algunos políticos se identificaron rápido con el 15M reconociendo en sus pancartas las ideas que llevaban años defendiendo, la mayoría lo ignoraron  y otros no solo se sintieron parte del mismo sino que aprovecharon esta indignación para implicar a una mayor parte de ciudadanos en sus proyectos.

El 15M lejos de desaparecer y quedar como un hecho aislado ha impregnado de democracia los nuevos movimientos ciudadanos, tanto los mas reivindicativos (Marchas de la dignidad, mareas, …) como los mas políticos (Podemos o los movimientos mas locales como Ganemos, Ahora, ….), y ha reformulado las viejas políticas, estas nuevas formas intentan ser mas flexibles, transparentes,  participativas y democráticas y ponen en evidencia a las formaciones tradicionales cómodas en la situación anterior.

En la política local de nuestra zona estos nuevos aires parece que han tenido poca incidencia o que llegaran con retraso, como otras tantas cosas. Quizás el colchón que ha supuesto la agricultura a los efectos de la crisis sigue manteniendo la conciencia política de la población anestesiada o quizás a las viejas formaciones no les interesa, y no hacen nada que demuestre lo contrario, que exista una participación mayor de los ciudadanos en la política local.

El poco interés de la mayoría de población para participar en cualquier proceso político sigue condicionando el funcionamiento de los partidos tradicionales que se basan en los intereses personales de algún “iluminado/a” que tiene que esperar las decisiones de los despachos en Granada para encabezar la candidatura local, buscando los apoyos en estos despachos incluso antes que en la ciudadanía aunque en ultima instancia sea en la que recaerán sus decisiones.

Una vez resuelto (mas por eliminación que por merito o elección de los ciudadanos) quien liderará el proyecto político, se conformará el resto de la lista que se presente a las urnas, casi siempre por elección de el/la cabeza de lista entre las personas del partido o su entorno, la mayoría con intereses particulares y lejos de poder aportar nada al desarrollo del municipio sobre todo porque las partes implicadas en este proceso tienen claro que simplemente son piezas que ponen cara a la candidatura y que no tienen ninguna importancia en la toma de decisiones.

Observando esta forma tan poco democrática de configurar las listas electorales caen nuestras expectativas respecto al nuevo gobierno local que pueda resultar y nos sorprenderán poco las actuaciones que se lleven a cabo durante los siguientes cuatro años, fruto casi siempre de las decisiones de una sola persona, unido al lastre que supone tejer o mantener una red clientelar que facilite la reelección en la siguiente convocatoria.

Un proyecto político municipalista tiene que ser una herramienta de participación ciudadana donde la identidad entre representantes y representados sea total y por lo tanto su gestación tiene que ser lo mas democrática, transparente y participativa posible, características que deseamos tenga después el futuro gobierno municipal y esto es muy dificil de conseguir sin estar presentes desde el principio.

Si queremos resultados distintos hay que organizarse de forma distinta, hay que adaptar las nuevas formas de hacer política que han aparecido desde el 15M a la política local, cualquier proyecto que no tenga en cuenta estas nuevas formas simplemente pasara a ser una pieza mas del bucle político local.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

twitter

JoniJnm.es

últimos comentarios

  • A palabras nazis, oídos rojos leer +
  • Hijos de puta franco os revento elle culo leer +
  • Gracias, compañero, por decir ALto y Claro, lo que... leer +
  • ¡YO MÍO! ESTA PESADILLA NO TIENE FIN, ¿LLEGARA EL ... leer +
  • magistral nuestro hombre, el que debió ser preside... leer +
  • POR TODAS Y CADA UNA DE LAS INDECENCIAS QUE SE NOM... leer +

libros

La Guerra Civil que Pérez-Reverte no te contó

Alejandro Torrús. El cómic "¿Qué fue la Guerra Civil?", de Carlos Fernández Liria y Silvia Casado Arenas ofrece un relato de vencedores y vencidos que supone una replica al que publicó el escritor murciano el año pasado, que califican de equidistante

Cuentan Silvia Casado Arenas y Carlos Fernández Liria que el libro de Arturo Pérez-Reverte La Guerra Civil contada a los jóvenes (Alfaguara) es una obra que dice cosas "muy ciertas", pero que peca de "equidistante". Critican que el cómic venga a decir únicamente algo así como que la guerra española fue un enfrentamiento entre dos bandos rivales que provocó un enorme sufrimiento. Y así fue. No cabe duda. Pero la Guerra Civil ─dicen Casado Arenas y Fernández Liria─ fue otras muchas cosas también "muy ciertas" que se omiten en el relato de Pérez-Reverte. Este es el motivo por el que se han lanzado a publicar ¿Qué fue la Guerra Civil? Nuestra historia explicada a los jóvenes (Akal).

"Intentamos sacar a la luz algunos aspectos de la guerra que también son ciertos y deben ser tomados en cuenta. Será el lector, por joven que sea, quien tendrá que preocuparse de interpretar qué es, entonces, lo que realmente sucedió", explican los autores en el prólogo de la obra, ilustrada por David Ouro.

Leer más...