La pasividad y la mansedumbre no implican bondad, como la rebeldía no significa salvajismo. Emma Goldman

  • Facebook: pages/Ateneo-Republicano-de-la-Alpujarra/170224643024430
  • Twitter: AlpujarraRepubl
  • YouTube: user/AlpujarraRepublicana?feature=mhum
Tenemos 74 invitados conectado(s)

música

Entrevista. Juan Perro: "Cuando las banderas se agitan sobre las cabezas, el pensamiento se esfuma de inmediato"

Enrique Mariño. El maestro Santiago Auserón (Zaragoza, 1954) se hace llamar aprendiz. Erudito de la música, iba para profesor de filosofía cuando la movida se le cruzó delante: Radio Futura. Luego importó el son cubano y paseó por aquí a Compay Segundo —aún faltaba para el Buena Vista Social Club de Ry Cooder—. Latino cuando lo moderno, tuvo que ponerse la careta de Juan Perro para emprender una larga travesía por Cuba, México o Nueva Orleans. Con El viaje (La Huella Sonora) ha vuelto a casa: un disco en el que ha vaciado su mochila, donde cabe todo lo afro, y se hace acompañar sólo por su guitarra. Mañana lo presenta con su sexteto en el Teatro Rialto de Madrid.

Su trabajo tiene rasgos esquizoides, pues alterna la investigación teórica con la práctica sobre las tablas. Al tiempo, usa el ordenador para escribir sus tesis y libros, pero se resiste a prescindir del bolígrafo para anotar las letras de sus canciones.

Me obligo a hacer cierto tipo de reflexiones o búsquedas de versos en un cuaderno de viaje, que siempre llevo conmigo. Mantengo el ejercicio caligráfico como una operación que no pierda por completo la memoria de la infancia, porque hay datos que es importante preservar. Todas las tecnologías tienen un componente técnico y también estético: aportan algo concreto, y una no anula la otra. Sucede igual con la bicicleta y el automóvil.

¿Hay alguna diferencia a la hora de escribir las letras a mano?

Sí. En las letras de las canciones, voy todo el rato de la escritura manual a la electrónica. Cuando tengo que probar variantes de un verso, lo primero que hago es escribirlo veinte veces a mano. Tacho y escribo encima, hasta que la idea se sostiene y la paso al ordenador. En cambio, cuando escribo prosa, voy directamente al ordenador.

Leer más...



Albuñol

El alcalde emérito

Albuñol

Romance de los eméritos

En la ciudad de Albuñol

Al igual que en todo el reino,

Nos ha tocado la china:

¡Ha nacido otro emérito!

Como en la casa real,

Después del ósculo pérfido,

Nos regaló una heredera

Y se acomodó en su feudo

 

La deuda de los ayuntamientos, una vía de rebeldía ciudadana

Albuñol

Alejandro Torrús. Viene recogido en el programa electoral de Podemos e Izquierda Unida de cara a las elecciones europeas. También es el punto número uno del programa electoral de Syriza: realizar una auditoria ciudadana de la deuda para identificar qué partes de la deuda pública son considerados ilegítimoa u odiosas y rechazar su pago.

 

La hora del municipalismo

Albuñol

Daniel Jiménez. El municipalismo, más allá de una mera categoría administrativa y burocrática, define un proyecto político cuyo ámbito de acción son las instituciones más cercanas (pueblos y ciudades). Sus agentes no son partidos políticos sino candidaturas ciudadanas donde la identidad entre gobernantes y gobernados es total. Estas candidaturas ciudadanas cambian la jerarquía del Partido por el funcionamiento asambleario, apuestan por la participación directa en los asuntos políticos y trasladan las decisiones tomadas por las asambleas a las instituciones. Es, también, la gestión de los recursos, bienes y servicios de acuerdo a las necesidades más inmediatas y en tanto que

 

En Albuñol, ¿Podemos?

Albuñol

Antonio Martín Puga. Para quienes gustamos y gastamos de la energía política para abrir un Proceso Constituyente en España que finiquite la segunda restauración borbónica, y, con ella, el régimen instaurado en 1.978 carcomido por la corrupción, el expolio democrático de la Ley Electoral Bipartidista y la ficticia división de Poderes, el resultado electoral de las Elecciones Europeas del pasado día 25 de Mayo, al fin nos trajo un poco de alegría. PP y PSOE, los Cánovas y Sagastas de nuestro tiempo, recibían menos del 50% de los votos de los españoles. ¡Qué alivio!

 

Albuñol: Víctimas de la Represión de la Dictadura Franquista. ¿Merecen nuestro olvido?

Albuñol

Antonio Martín Puga. Tres hijos del Municipio de Albuñol, consecuencia del golpe de Estado del General Franco, acabaron en campos de concentración nazis: Juan López Fernández (nacido el 21/06/1.914), Francisco Canillas González (nacido el 09/11/1.890) y Miguel Vázquez Galdeano (nacido el 11/03/1.919). El primero, en el Campo de Gussen, dónde falleció, y el segundo y tercero en el Campo de Mauthausen, siendo liberados en 1.945.

Pero la represión franquista fue mucho más amplia en nuestro Municipio. A estos tres hombres, hay que sumar otros setenta y nueve hombres y nueve mujeres, todos hijos del pueblo, que sufrieron la barbarie del régimen (Ver pdf con Todos Los Nombres).

 
Más artículos...

twitter

JoniJnm.es

últimos comentarios

  • A palabras nazis, oídos rojos leer +
  • Hijos de puta franco os revento elle culo leer +
  • Gracias, compañero, por decir ALto y Claro, lo que... leer +
  • ¡YO MÍO! ESTA PESADILLA NO TIENE FIN, ¿LLEGARA EL ... leer +
  • magistral nuestro hombre, el que debió ser preside... leer +
  • POR TODAS Y CADA UNA DE LAS INDECENCIAS QUE SE NOM... leer +

libros

La España vacía

Agustín García Simón. Los títulos no hacen los libros, como el hábito no hace al monje, pero ayudan mucho a su contenido, trayectoria y existencia, con las que a veces se confunden. En ocasiones son tan atinados que se convierten en eficaces referencias conceptuales y, en los mejores casos, irrumpen en el caudal de la lengua como neologismos imprescindibles tras su aparición, acuñados por los hablantes con un uso frecuente y exitoso. Creo que es el caso de La España vacía. Viaje por un país que nunca fue (Madrid, Turner, 2016), de Sergio del Molino, uno de esos ensayos de la actualidad editorial que, socapa de un totum revolutum en su planteamiento y desarrollo, consigue un conjunto bien armado, original e imaginativo, porque en algunas cuestiones capitales no es menor la imaginación que le echa el autor. El libro viene circulando desde hace meses felizmente jaleado, no obstante el tema escabroso que trata, esa España interior no sólo abandonada vergonzantemente por los poderes públicos y privados, sino también despreciada con estúpida suficiencia por la otra España que su vacío hizo posible; la España  llena y periférica, donde lo más granado de su sedicente intelligentsia sigue aborreciendo con prepotencia cuanto venga de ese mar interior de tierra parda y sus montañas.

Leer más...