La pasividad y la mansedumbre no implican bondad, como la rebeldía no significa salvajismo. Emma Goldman

  • Facebook: pages/Ateneo-Republicano-de-la-Alpujarra/170224643024430
  • Twitter: AlpujarraRepubl
  • YouTube: user/AlpujarraRepublicana?feature=mhum
Tenemos 91 invitados conectado(s)

música

Entrevista. Juan Perro: "Cuando las banderas se agitan sobre las cabezas, el pensamiento se esfuma de inmediato"

Enrique Mariño. El maestro Santiago Auserón (Zaragoza, 1954) se hace llamar aprendiz. Erudito de la música, iba para profesor de filosofía cuando la movida se le cruzó delante: Radio Futura. Luego importó el son cubano y paseó por aquí a Compay Segundo —aún faltaba para el Buena Vista Social Club de Ry Cooder—. Latino cuando lo moderno, tuvo que ponerse la careta de Juan Perro para emprender una larga travesía por Cuba, México o Nueva Orleans. Con El viaje (La Huella Sonora) ha vuelto a casa: un disco en el que ha vaciado su mochila, donde cabe todo lo afro, y se hace acompañar sólo por su guitarra. Mañana lo presenta con su sexteto en el Teatro Rialto de Madrid.

Su trabajo tiene rasgos esquizoides, pues alterna la investigación teórica con la práctica sobre las tablas. Al tiempo, usa el ordenador para escribir sus tesis y libros, pero se resiste a prescindir del bolígrafo para anotar las letras de sus canciones.

Me obligo a hacer cierto tipo de reflexiones o búsquedas de versos en un cuaderno de viaje, que siempre llevo conmigo. Mantengo el ejercicio caligráfico como una operación que no pierda por completo la memoria de la infancia, porque hay datos que es importante preservar. Todas las tecnologías tienen un componente técnico y también estético: aportan algo concreto, y una no anula la otra. Sucede igual con la bicicleta y el automóvil.

¿Hay alguna diferencia a la hora de escribir las letras a mano?

Sí. En las letras de las canciones, voy todo el rato de la escritura manual a la electrónica. Cuando tengo que probar variantes de un verso, lo primero que hago es escribirlo veinte veces a mano. Tacho y escribo encima, hasta que la idea se sostiene y la paso al ordenador. En cambio, cuando escribo prosa, voy directamente al ordenador.

Leer más...



Rendición de Cuentas del Ayuntamiento de Albuñol. La Cuenta General: El coño de la Bernarda.

Albuñol

Antonio Martín Puga. Si Vd. estimado vecino se retrasa en el pago de algún tributo local (IBI, Basura, IAE, etc.), ya sea por error o mera incapacidad económica,  con toda probabilidad le aplicarán un buen varapalo en forma de recargo y tentetieso , pero si el Ayuntamiento  no cumple con sus obligaciones de rendir cuentas, pelillos a la mar que las leyes del  PP/PSOE nunca ahogan a sus títeres municipales. Sabido es: el estrecho del embudo para los vecinos, el ancho del embudo para los alcaldes. ¡País de charanga y pandereta que escribiera con pesar D. Antonio Machado!

En el Informe sobre actuaciones para el incremento de la rendición de Cuentas de los Ayuntamientos Andaluces 2.012-2.013 elaborado por la Cámara de Cuentas de Andalucía fechado en Octubre de 2.015, con el propósito de contribuir a incrementar el porcentaje de rendición de la Cuenta General de los Ayuntamientos andaluces, una vez más el nombre de Albuñol es arrastrado por el chapapote  de la incompetencia, el descrédito y la vagancia.

En las páginas 8 y 9 del Informe podemos leer: “El 24 de Abril de 2.014, fecha de inicio de este Informe, el número de municipios que no habían rendido ni la Cuenta General de 2.011  ni la cuenta de 2.012 era de 262 … Con el objeto de fomentar la rendición de la Cuenta General la Cámara de Cuentas, con arreglo a lo previsto en el artículo 10 de la Ley de Cámara de Cuentas, ha llevado a cabo la formulación de hasta tres requerimientos conminatorios para el cumplimiento de esta obligación, por escrito y con concesión de un sucesivo nuevo plazo perentorio … Por tanto, de los 262 Ayuntamientos requeridos se obtuvo la respuesta de 249 y faltó la de los treces siguientes: Alanis, Albuñol, Beires, Bubión, Busquistar, Capileira, Linares de la Sierra, Lúcar, La Luisiana, Los Marines, Pampaneira, Pedroche y Uleila del Campo”.

Si tenemos en cuenta que el gasto salarial del Ayuntamiento de Albuñol en el año 2.014 ascendió a 1.718.251,84 (44,36% de las obligaciones reconocidas de gasto), digo yo que dinero y trabajadores había para atender los requerimientos de la Cámara de Cuentas. Claro está que, en el mes de Abril 2.014, en plena resaca del juego de quítate tú para ponerme yo de la moción de censura,  unos y otros, PP y PSOE, decidieron que rindiera cuentas “Rita la Cantaora”. ¡Menuda panda!

Siguiendo con el Informe, en la página 22, dentro de la relación de los 186 ayuntamientos a los que la Comunidad Autónoma realizó el tercer requerimiento (16 de Enero de 2.015) conminatorio, Albuñol aparece que a fecha 24 de Junio de 2.015 no ha rendido la Cuenta General de los años 2.009, 2.010, 2.011, 2.012 y 2.013.(1)

Si tenemos en cuenta que en Mayo de 2.015 andábamos de campaña electoral, es fácil entender que se le fuera el santo al cielo a quienes entienden las políticas públicas como el arte de sacar votos y no como un servicio público en el que la rendición de cuentas goza de prioridad absoluta. ¡Menuda panda!

Finalmente en la página 28 del Informe, Albuñol aparece dentro de la relación de 73 Ayuntamientos remitida al Tribunal de Cuentas para la incoación del procedimiento del artículo 42 de la Ley Orgánica del Tribunal de Cuentas (2).

Si tenemos en cuenta que el Tribunal de Cuentas depende de las Cortes Generales en las que, hasta el día de hoy, el bipartidista timo PP/PSOE ha conducido a la sufrida España a una crisis económica, social e institucional sin precedentes, no le tengamos mucha fe a que arregle el entuerto por el cual los vecinos de Albuñol pagan, pagan y pagan para que los alcaldes no rindan la Cuenta General recogida en el artículo 212 del Texto Refundido de la Ley de Haciendas Locales . ¡Lo dicho: Menuda panda!

 

(1) Los Alcaldes del Municipio en estos años han sido sucesivamente D. Jose Sanchez Rivas (CPM), Dª Maria Jose Sánchez  Sánchez (PSOE) y D. Juan María Rivas Moreno (PP).

(2) El artículo 42 de la Ley Orgánica del Tribunal de Cuentas

“Uno. Serán responsables directos quienes hayan ejecutado, forzado o inducido a ejecutar o cooperado en la comisión de los hechos o participado con posterioridad para ocultarlos o impedir su persecución.

Dos. Toda persona sujeta a obligación de rendir, justificar, intervenir o aprobar cuentas que dejare de hacerlo en el plazo marcado o lo hiciere con graves defectos o no solventara sus reparos, será compelido a ello mediante requerimiento conminatorio del Tribunal de Cuentas.

Tres. Si el requerimiento no fuere atendido en el improrrogable plazo señalado al efecto, el Tribunal de Cuentas podrá aplicar las medidas siguientes:

a) La formación de oficio de la cuenta retrasada a costa del moroso, siempre que existieran los elementos suficientes para realizarlo sin su cooperación.

b) La imposición de multas coercitivas en la cuantía que legalmente se establezca.

c) La propuesta a quien corresponda para la suspensión, la destitución, el cese o la separación del servicio de la autoridad, funcionario o persona responsable.

Cuatro. El Tribunal de Cuentas, en su caso, pasará el tanto de culpa al Fiscal general del Estado por el delito de desobediencia.”

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

artículos relacionados

twitter

JoniJnm.es

últimos comentarios

  • A palabras nazis, oídos rojos leer +
  • Hijos de puta franco os revento elle culo leer +
  • Gracias, compañero, por decir ALto y Claro, lo que... leer +
  • ¡YO MÍO! ESTA PESADILLA NO TIENE FIN, ¿LLEGARA EL ... leer +
  • magistral nuestro hombre, el que debió ser preside... leer +
  • POR TODAS Y CADA UNA DE LAS INDECENCIAS QUE SE NOM... leer +

libros

La España vacía

Agustín García Simón. Los títulos no hacen los libros, como el hábito no hace al monje, pero ayudan mucho a su contenido, trayectoria y existencia, con las que a veces se confunden. En ocasiones son tan atinados que se convierten en eficaces referencias conceptuales y, en los mejores casos, irrumpen en el caudal de la lengua como neologismos imprescindibles tras su aparición, acuñados por los hablantes con un uso frecuente y exitoso. Creo que es el caso de La España vacía. Viaje por un país que nunca fue (Madrid, Turner, 2016), de Sergio del Molino, uno de esos ensayos de la actualidad editorial que, socapa de un totum revolutum en su planteamiento y desarrollo, consigue un conjunto bien armado, original e imaginativo, porque en algunas cuestiones capitales no es menor la imaginación que le echa el autor. El libro viene circulando desde hace meses felizmente jaleado, no obstante el tema escabroso que trata, esa España interior no sólo abandonada vergonzantemente por los poderes públicos y privados, sino también despreciada con estúpida suficiencia por la otra España que su vacío hizo posible; la España  llena y periférica, donde lo más granado de su sedicente intelligentsia sigue aborreciendo con prepotencia cuanto venga de ese mar interior de tierra parda y sus montañas.

Leer más...