La pasividad y la mansedumbre no implican bondad, como la rebeldía no significa salvajismo. Emma Goldman

  • Facebook: pages/Ateneo-Republicano-de-la-Alpujarra/170224643024430
  • Twitter: AlpujarraRepubl
  • YouTube: user/AlpujarraRepublicana?feature=mhum
Tenemos 75 invitados conectado(s)

música

Entrevista. Juan Perro: "Cuando las banderas se agitan sobre las cabezas, el pensamiento se esfuma de inmediato"

Enrique Mariño. El maestro Santiago Auserón (Zaragoza, 1954) se hace llamar aprendiz. Erudito de la música, iba para profesor de filosofía cuando la movida se le cruzó delante: Radio Futura. Luego importó el son cubano y paseó por aquí a Compay Segundo —aún faltaba para el Buena Vista Social Club de Ry Cooder—. Latino cuando lo moderno, tuvo que ponerse la careta de Juan Perro para emprender una larga travesía por Cuba, México o Nueva Orleans. Con El viaje (La Huella Sonora) ha vuelto a casa: un disco en el que ha vaciado su mochila, donde cabe todo lo afro, y se hace acompañar sólo por su guitarra. Mañana lo presenta con su sexteto en el Teatro Rialto de Madrid.

Su trabajo tiene rasgos esquizoides, pues alterna la investigación teórica con la práctica sobre las tablas. Al tiempo, usa el ordenador para escribir sus tesis y libros, pero se resiste a prescindir del bolígrafo para anotar las letras de sus canciones.

Me obligo a hacer cierto tipo de reflexiones o búsquedas de versos en un cuaderno de viaje, que siempre llevo conmigo. Mantengo el ejercicio caligráfico como una operación que no pierda por completo la memoria de la infancia, porque hay datos que es importante preservar. Todas las tecnologías tienen un componente técnico y también estético: aportan algo concreto, y una no anula la otra. Sucede igual con la bicicleta y el automóvil.

¿Hay alguna diferencia a la hora de escribir las letras a mano?

Sí. En las letras de las canciones, voy todo el rato de la escritura manual a la electrónica. Cuando tengo que probar variantes de un verso, lo primero que hago es escribirlo veinte veces a mano. Tacho y escribo encima, hasta que la idea se sostiene y la paso al ordenador. En cambio, cuando escribo prosa, voy directamente al ordenador.

Leer más...



Albuñol. ¿Por qué Juan María Rivas sigue de alcalde?

Albuñol

C.A. Albuñol

La respuesta es muy sencilla: el PSOE de Albuñol así lo quiere; o mejor dicho, la familia Sánchez así lo ha decidido.

 

Se nos achaca continuamente desde las filas del sanchismo que Convergencia Andaluza es la responsable de que Juan María Rivas sea alcalde del municipio. Efectivamente, la legislatura comenzó con un pacto de gobierno con el PP que hizo que nuestro grupo apoyara en su día el nombramiento del actual alcalde. Sin embargo también es cierto, que muy pronto perdió totalmente nuestra confianza y abandonamos nuestras responsabilidades en el gobierno municipal, quedando el alcalde en absoluta minoría.

A partir de entonces, el alcalde comenzó a llevar a nuestro municipio hacia un precipicio con medidas y formas de gobernar profundamente antidemocráticas. Nuestra oposición a todas estas medidas en los plenos municipales ha sido clara y contundente.

Esta situación hizo que nuestro grupo se planteara la necesidad de un cambio de rumbo para nuestro pueblo, y que no había otro camino que favorecer el cambio en la alcaldía de Albuñol. Para esto el único planteamiento posible era la presentación de una moción de censura de forma que otra persona asumiera la alcaldía. La aritmética y distribución de concejales del pleno municipal obliga a que sean los grupos de Convergencia Andaluza y PSOE los que sumando fuerzas pudieran nombrar un nuevo alcalde.

Ante esta situación, nuestro grupo asumió la iniciativa y solicitó una reunión con el PSOE para intentar conseguir un acuerdo que llevara a nuestro municipio por un nuevo camino. Un nuevo camino democrático y de cambio. Esta reunión se celebró en Octubre de 2012 y en ella nuestro grupo presentó unas líneas de gobierno y un diseño del mismo, en el que la alcaldía recaería en un miembro de Convergencia Andaluza y donde el PSOE tendría un peso acorde a sus resultados electorales. La respuesta fue clara y rápida: El PSOE aún coincidiendo en los planteamientos que presentamos nunca le podría dar la alcaldía a un miembro de Convergencia Andaluza. Aún así, acordamos seguir negociando e intentar buscar un acuerdo en beneficio de nuestro pueblo.

El debate en el seno de nuestro grupo fue constante. Se buscaba cualquier alternativa que fuera mejor que el desgobierno y autoritarismo de Juan María Rivas, que por aquella época ya había sido abandonado por la mayoría del equipo de personas que lo acompañó en las elecciones municipales. Llegamos a la conclusión que dentro del PSOE de Albuñol había personas con un talante democrático y con la capacidad de dirigir un equipo que gobernara nuestro ayuntamiento. Personas que antes no hubieran estado en la alcaldía y que pudieran aportar un aire nuevo y el cambio por el que siempre habíamos luchado. Le trasladamos al PSOE nuestra nueva propuesta, creyendo que de esta forma llegaríamos a un acuerdo.

Cual fue nuestra sorpresa cuando se nos dice que NO. Que la única posibilidad de llegar a un acuerdo es que María José Sánchez asumiera la alcaldía.

Aceptar esta propuesta sería faltar a la palabra dada. Conocemos perfectamente la forma de gobernar de María José Sánchez y de su padre. Luchamos en su día contra esa forma de hacer las cosas de la misma manera que hoy luchamos contra la forma de actuar del actual alcalde. La familia Sánchez llevó a nuestro pueblo a la ruina económica a cambio de nada, instauró un régimen clientelar del voto a cambio de un mes de trabajo. Había ciudadanos de primera y de segunda. No podemos volver al pasado. Al menos, hasta que los vecinos decidan de nuevo qué es lo que quieren para nuestro pueblo. Nunca nos hemos planteado faltar a nuestras promesas electorales. Queremos un cambio, pero un cambio a mejor. Al menos, intentarlo.

Cada persona que lea estas líneas sacará sus propias conclusiones. Seguramente cada cual arrimará el ascua a su sardina ideológica. Pero lo que nadie puede negar es que la familia Sánchez, con sus decisiones, está prefiriendo a Juan María Rivas de alcalde antes que a un miembro de Convergencia Andaluza pero sobre todo, prefiere a Juan María Rivas en la alcaldía antes que a uno de su propio partido. Quizás algún día en su partido se lo reprochen, pero sobre todo esperamos que algún día, se lo reproche su pueblo.

 

Por si acaso, nuestra oferta sigue en pié.

Un saludo. Convergencia Andaluza. Municipio de Albuñol.

 

Fuente: http://convergenciaandaluza2011.blogspot.com.es/2013/09/por-que-juan-maria-rivas-sigue-de.html?spref=fb

 

Comentarios 

 
+4 #5 JF 31-12-2013 01:42
Bueno, menos lobos. A Convergencia Andaluza le ha salido "el tiro por la culata" su estrategia política para alzarse con la alcaldía de Albuñol. ¿Desde cuándo una minoría osa ostentar una alcaldía sin obtener mayoría suficiente para tal cargo? Las minorías ejercen control desde el Pleno (que debería ser Asamblea Municipal) y las mayorías deben gobernar. Ustedes eligieron con su voto y vendieron su alma y principios de izquierda al diablo ¿por puro despecho, un puestecito? A saber.

Ahora no vengan con propuestas, tuvieron opción de respetar los resultados democráticos que otorgaban una mayoría simple al PSOE y condicionarle el gobierno desde el Pleno y las comisiones si las propuestas o gestiones no representaban a la verdadera izquierda, a la democracia y al sentido del republicanismo.

Ustedes han jugado con fuego y se han quemado, ademas de quemar al pueblo

¡Menos palabrería, populismo y victimismo señores!
Citar
 
 
-2 #4 Jimmy McNulty 16-12-2013 22:36
Yo leo estos comentarios y no se si están hablando del alcalde del PP o del PSOE.
¿Alguien me explica las diferencias?.

“dudoso ejemplo de demócrata”, “cobra dietas a diario”, “maquilla cuentas” “…no exista una bolsa de contrataciones laborales…”, ¿esto se refiere al anterior alcalde o al actual? ¡¡!!.

Bastante más tiene que ver CA con el PSOE que con IU (que ni estaba, ni se le espera), ¿de donde vienen CA?.
No busquen conspiraciones para ocultar su incompetencia política, y de paso, la de todos los grupos municipales.

PD: Ni votante, ni militante de iu. (Para evitar suspicacias)
Citar
 
 
+1 #3 pasaba por aqui 14-12-2013 20:40
si ya parece que da igual que el alcalde cobre dietas a diario, que la teniente cobre por media jornada mas que el anterior a jornada entera, que se maquillen las cuentas para ofrecer un ficticio superhabit, que no exista una bolsa de contrataciones laborales, etc, etc
Ya eso da igual el objetivo de CA y de IU era que no estuviera el PSOE y una vez conseguido programa politico cumplido. Verguenza os tenia que dar haber puesto a alguien que en otros tiempos no dudaria en acabar con vosotros que hubiera rapado a mas de uno de vuestros antepasado y que es un dudoso ejemplo de democrata, pero no olvideis que vosotros lo habeis puesto.
Citar
 
 
+6 #2 Angel 24-09-2013 17:49
Lo bien que se critica desde el anonimato eh?...Ángel González
Citar
 
 
-9 #1 aaaaaa 23-09-2013 23:57
os lo comeis vosotros que para eso lo habeis votado en la investidura.

Y para el resto verguenza os tenia que dar con lo criticos que erais antes y que sigilosos estais ahora. Dos posibilidades hay o estais cagaicos o sois complices del cacique. Yo me inclino por lo segundo.

Coherencia es lo minimo exigible a la gente de izquierdas.

Salud y republica.
Citar
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

artículos relacionados

twitter

JoniJnm.es

últimos comentarios

  • A palabras nazis, oídos rojos leer +
  • Hijos de puta franco os revento elle culo leer +
  • Gracias, compañero, por decir ALto y Claro, lo que... leer +
  • ¡YO MÍO! ESTA PESADILLA NO TIENE FIN, ¿LLEGARA EL ... leer +
  • magistral nuestro hombre, el que debió ser preside... leer +
  • POR TODAS Y CADA UNA DE LAS INDECENCIAS QUE SE NOM... leer +

libros

La España vacía

Agustín García Simón. Los títulos no hacen los libros, como el hábito no hace al monje, pero ayudan mucho a su contenido, trayectoria y existencia, con las que a veces se confunden. En ocasiones son tan atinados que se convierten en eficaces referencias conceptuales y, en los mejores casos, irrumpen en el caudal de la lengua como neologismos imprescindibles tras su aparición, acuñados por los hablantes con un uso frecuente y exitoso. Creo que es el caso de La España vacía. Viaje por un país que nunca fue (Madrid, Turner, 2016), de Sergio del Molino, uno de esos ensayos de la actualidad editorial que, socapa de un totum revolutum en su planteamiento y desarrollo, consigue un conjunto bien armado, original e imaginativo, porque en algunas cuestiones capitales no es menor la imaginación que le echa el autor. El libro viene circulando desde hace meses felizmente jaleado, no obstante el tema escabroso que trata, esa España interior no sólo abandonada vergonzantemente por los poderes públicos y privados, sino también despreciada con estúpida suficiencia por la otra España que su vacío hizo posible; la España  llena y periférica, donde lo más granado de su sedicente intelligentsia sigue aborreciendo con prepotencia cuanto venga de ese mar interior de tierra parda y sus montañas.

Leer más...