La pasividad y la mansedumbre no implican bondad, como la rebeldía no significa salvajismo. Emma Goldman

  • Facebook: pages/Ateneo-Republicano-de-la-Alpujarra/170224643024430
  • Twitter: AlpujarraRepubl
  • YouTube: user/AlpujarraRepublicana?feature=mhum
Tenemos 75 invitados conectado(s)

música

Entrevista. Juan Perro: "Cuando las banderas se agitan sobre las cabezas, el pensamiento se esfuma de inmediato"

Enrique Mariño. El maestro Santiago Auserón (Zaragoza, 1954) se hace llamar aprendiz. Erudito de la música, iba para profesor de filosofía cuando la movida se le cruzó delante: Radio Futura. Luego importó el son cubano y paseó por aquí a Compay Segundo —aún faltaba para el Buena Vista Social Club de Ry Cooder—. Latino cuando lo moderno, tuvo que ponerse la careta de Juan Perro para emprender una larga travesía por Cuba, México o Nueva Orleans. Con El viaje (La Huella Sonora) ha vuelto a casa: un disco en el que ha vaciado su mochila, donde cabe todo lo afro, y se hace acompañar sólo por su guitarra. Mañana lo presenta con su sexteto en el Teatro Rialto de Madrid.

Su trabajo tiene rasgos esquizoides, pues alterna la investigación teórica con la práctica sobre las tablas. Al tiempo, usa el ordenador para escribir sus tesis y libros, pero se resiste a prescindir del bolígrafo para anotar las letras de sus canciones.

Me obligo a hacer cierto tipo de reflexiones o búsquedas de versos en un cuaderno de viaje, que siempre llevo conmigo. Mantengo el ejercicio caligráfico como una operación que no pierda por completo la memoria de la infancia, porque hay datos que es importante preservar. Todas las tecnologías tienen un componente técnico y también estético: aportan algo concreto, y una no anula la otra. Sucede igual con la bicicleta y el automóvil.

¿Hay alguna diferencia a la hora de escribir las letras a mano?

Sí. En las letras de las canciones, voy todo el rato de la escritura manual a la electrónica. Cuando tengo que probar variantes de un verso, lo primero que hago es escribirlo veinte veces a mano. Tacho y escribo encima, hasta que la idea se sostiene y la paso al ordenador. En cambio, cuando escribo prosa, voy directamente al ordenador.

Leer más...



Carta abierta al alcalde de Albuñol

Albuñol

Con motivo del estado de las cuentas publicas municipales

Excmo. Sr. Alcalde de Albuñol:

Consideramos obligado dirigirnos a Vd., dada la penosa imagen que nuestro Municipio y, por extensión, todos sus vecinos, venimos mostrando a los ojos del mundo por, entre otros asuntos, la calamitosa situación económico-financiera de las Cuentas Municipales. De “quiebra técnica” calificó usted mismo dicha situación en la edición de Ideal del pasado 13 de Octubre.

Comprenderá que para el común de los vecinos no deje de ser inconcebible que, hasta su toma de posesión el pasado día 11 de Junio, los trabajadores municipales cobraran sus sueldos, y, ahora no lo hagan. Si Vd., no es el responsable de tamaña desvergüenza ¿Dónde está el gato encerrado?.

En el discurso de su toma de posesión se compromete a la transparencia, austeridad y regeneración democrática. Para la transparencia, nos dice “y la primera medida que adoptaremos será realizar una auditoria que ponga de manifiesto la situación de nuestro ayuntamiento y que vosotros la conozcáis”.  Seis meses después, esta humilde asociación cultural de promoción y defensa de los valores republicanos, se y le pregunta ¿Dónde está la auditoria?,   ¿Dónde la podemos ver y analizarla con otros vecinos en asambleas de barrio, foros de asociaciones, etc.?   Si hemos sido estafados  y, al fin y al cabo, acabaremos pagando el entuerto de la penosa partitocracia,  ¿No tenemos derecho a saber y a defendernos?

No es de recibo que, conforme a los dimes y diretes de los vecinos, un día la deuda sea de 14 millones de euros, otro día de 13 millones, otro día de 16 millones y, tal vez otro día de 20 millones. Todo reducido a una suerte de chascarrillo que tape las vergüenzas de una corporación Municipal complaciente con que los cimientos de la casa se comiencen por el tejado.

El punto cuarto del artículo 165 de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales establece que “Cada uno de los presupuestos que se integran en el Presupuesto General deberán aprobarse sin déficit inicial”. Las preguntas obvias que surgen son: ¿ Cómo en once meses desde que se iniciara el Presupuesto General  del año 2011, hemos llegado a un déficit calificado de quiebra técnica?, ¿Se han elaborado los Presupuestos del 2011 y/o anteriores con déficit encubierto y a sabiendas?, ¿No pagan los vecinos de Albuñol sus impuestos, tantos morosos hay?

Los vecinos y vecinas, Sr. Alcalde, al modo de los conejitos de las pilas “duracell”, pagamos y pagamos impuestos, tasas y contribuciones y más tasas, impuestos y contribuciones y, después, más y más. Si se nos pasa el plazo, pagamos recargos. Si no podemos pagar, se nos embargan los bienes. Como recompensa del esfuerzo, nuestro dinero no llega a los trabajadores que realizan los trabajos y servicios por los que nos gravan los impuestos. Y no pocos concejales, en sesión plenaria, juegan al quítate tu para ponerme yo y otros debates estériles, eso sí, para su emisión radiofónica. ¡Cuanta ausencia de sentido común!

El Artículo Primero de Bases del Régimen Local establece “Los Municipios son entidades básicas de la organización territorial del Estado y los cauces inmediatos de participación ciudadana en los asuntos públicos, que institucionalizan y gestionan con autonomía los intereses propios de las correspondientes colectividades.”  En Albuñol, la traducción del artículo sería ¿“vota y te devolveré el ayuntamiento en bancarrota”?.

Atentamente,

ATENEO CULTURAL REPUBLICANO DE LA ALPUJARRA.

 

Comentarios 

 
+2 #2 Raquel Martín 10-12-2011 12:08
Echar balones fuera es el denominador común de los políticos que hoy nos gobiernan en casi todo el territorio español, tal y como hace Vd. Sr. anónimo. El Sr. Alcalde en su investidura habló de regeneración democrática: ¿Dónde está? Habló de transparencia: ¿Dónde está? Ante dichas promesas, es legítimo que el Ateneo Republicano de la Alpujarra se las recuerde al Ilmo. en una carta abierta, por cierto, registrada oficialmente en el Ayuntamiento para que fuese él el primer conocedor del contenido de la misma. Esto si es transparencia y buenas formas democráticas. Lo demás son excusas para no dar cuentas públicas al pueblo soberano que dicen representar, pero que todos utilizan como un clinex después de cada consulta electoral. Sr. anónimo no pretenda dar regates en corto. Este Ateneo estatutariament e es totalmente apolítico, muy congruente con los valores republicanos, los cuales distan mucho de los que el equipo de gobierno municipal está llevando a cabo. Solo pedimos sensatez. Salud.
Citar
 
 
-4 #1 anonimo 03-12-2011 17:44
¿Donde esta el gato encerrado? Creo que esta pregunta vosotros mismos teneis la respuesta, es un hecho que el Ayuntamiento esta sin un duro.
La auditoria tambien la pide algun concejal de CA, que la pidan de verdad y en el foro donde ha de ser.
Donde estaban los conejitos de Duracell en la anterior legislatura y por ende vosotros, o es que no se era consciente de lo que pasaba.
Que diferencia hay entre 14, 16 o 13 millones para un municipio como el nuestro, todas estas cifras son una aberracion.
Por ultimo recordaros que vosotros tambien gobernasteis en el municipio y con (que casualidad) PP.
Desde mi mas humilde opininion os pediria un poco de congruencia.
Un saludo
Citar
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

artículos relacionados

twitter

JoniJnm.es

últimos comentarios

  • A palabras nazis, oídos rojos leer +
  • Hijos de puta franco os revento elle culo leer +
  • Gracias, compañero, por decir ALto y Claro, lo que... leer +
  • ¡YO MÍO! ESTA PESADILLA NO TIENE FIN, ¿LLEGARA EL ... leer +
  • magistral nuestro hombre, el que debió ser preside... leer +
  • POR TODAS Y CADA UNA DE LAS INDECENCIAS QUE SE NOM... leer +

libros

La España vacía

Agustín García Simón. Los títulos no hacen los libros, como el hábito no hace al monje, pero ayudan mucho a su contenido, trayectoria y existencia, con las que a veces se confunden. En ocasiones son tan atinados que se convierten en eficaces referencias conceptuales y, en los mejores casos, irrumpen en el caudal de la lengua como neologismos imprescindibles tras su aparición, acuñados por los hablantes con un uso frecuente y exitoso. Creo que es el caso de La España vacía. Viaje por un país que nunca fue (Madrid, Turner, 2016), de Sergio del Molino, uno de esos ensayos de la actualidad editorial que, socapa de un totum revolutum en su planteamiento y desarrollo, consigue un conjunto bien armado, original e imaginativo, porque en algunas cuestiones capitales no es menor la imaginación que le echa el autor. El libro viene circulando desde hace meses felizmente jaleado, no obstante el tema escabroso que trata, esa España interior no sólo abandonada vergonzantemente por los poderes públicos y privados, sino también despreciada con estúpida suficiencia por la otra España que su vacío hizo posible; la España  llena y periférica, donde lo más granado de su sedicente intelligentsia sigue aborreciendo con prepotencia cuanto venga de ese mar interior de tierra parda y sus montañas.

Leer más...