La pasividad y la mansedumbre no implican bondad, como la rebeldía no significa salvajismo. Emma Goldman

  • Facebook: pages/Ateneo-Republicano-de-la-Alpujarra/170224643024430
  • Twitter: AlpujarraRepubl
  • YouTube: user/AlpujarraRepublicana?feature=mhum
Tenemos 79 invitados conectado(s)

música

Entrevista. Juan Perro: "Cuando las banderas se agitan sobre las cabezas, el pensamiento se esfuma de inmediato"

Enrique Mariño. El maestro Santiago Auserón (Zaragoza, 1954) se hace llamar aprendiz. Erudito de la música, iba para profesor de filosofía cuando la movida se le cruzó delante: Radio Futura. Luego importó el son cubano y paseó por aquí a Compay Segundo —aún faltaba para el Buena Vista Social Club de Ry Cooder—. Latino cuando lo moderno, tuvo que ponerse la careta de Juan Perro para emprender una larga travesía por Cuba, México o Nueva Orleans. Con El viaje (La Huella Sonora) ha vuelto a casa: un disco en el que ha vaciado su mochila, donde cabe todo lo afro, y se hace acompañar sólo por su guitarra. Mañana lo presenta con su sexteto en el Teatro Rialto de Madrid.

Su trabajo tiene rasgos esquizoides, pues alterna la investigación teórica con la práctica sobre las tablas. Al tiempo, usa el ordenador para escribir sus tesis y libros, pero se resiste a prescindir del bolígrafo para anotar las letras de sus canciones.

Me obligo a hacer cierto tipo de reflexiones o búsquedas de versos en un cuaderno de viaje, que siempre llevo conmigo. Mantengo el ejercicio caligráfico como una operación que no pierda por completo la memoria de la infancia, porque hay datos que es importante preservar. Todas las tecnologías tienen un componente técnico y también estético: aportan algo concreto, y una no anula la otra. Sucede igual con la bicicleta y el automóvil.

¿Hay alguna diferencia a la hora de escribir las letras a mano?

Sí. En las letras de las canciones, voy todo el rato de la escritura manual a la electrónica. Cuando tengo que probar variantes de un verso, lo primero que hago es escribirlo veinte veces a mano. Tacho y escribo encima, hasta que la idea se sostiene y la paso al ordenador. En cambio, cuando escribo prosa, voy directamente al ordenador.

Leer más...



El rey, unidad de lo detestable

III República

David Bollero. L@s representantes políticos acostumbran a confundir la diplomacia con el tocino. Eso mismo le ha pasado esta semana al presidente de Israel, Reuven Rivlin, de visita esta semana en España. Durante su encuentro con el Borbón, el mandatario no dudó en decir lo que fuera con tal de agradar a su anfitrión, ese al que l@s español@s le pagamos al día, prácticamente, lo que gana al mes quien perciba el salario mínimo interprofesional. “España es un país unido y el Rey símbolo de esa unidad”, dijo Rivlin… y se quedó tan ancho.

Actualizado (Miércoles, 08 de Noviembre de 2017 19:54)

 

Paula Vázquez: la estrella que dice "no" a los que mandan

Lucha social

Víctor Lenore. Si alguien nos pregunta por figuras mediáticas incómodas para el poder, enseguida saldrán nombres como Jordi Évole, El Gran Wyoming y El Roto, dedicados a denunciar el funcionamiento depredador de las élites españolas. Su labor es muy valiosa, además de ampliamente reconocida, pero todos ellos responden a patrones marcados desde hace al menos un par de siglos. Uno es el insobornable periodista de investigación, otro el bufón ilustrado que ridiculiza a los dueños del cotarro y el último un carnicero que despieza cada día ante nosotros la crudeza del momento político.

 

Presos políticos

Lo llaman democracia

Carlos Fernández Líria. Se ha criticado mucho a Pablo Iglesias por hablar de “presos políticos”. Ha dicho que se avergüenza de vivir en un país que encarcela a los opositores. Los aspavientos escandalizados con que se han recibido estas declaraciones no me parecen convincentes. Se dice que aquí no se encarcela a nadie por sus ideas políticas, pero es que las dictaduras tampoco lo hacen. Mi padre, por ejemplo, tenía sin duda ideas comunistas en su cabeza, pero nunca tuvo ningún problema con la legalidad franquista, porque nunca hizo cosas ilegales respecto a esa legalidad.

 

Oh capitán, mi capitán

Antón Losada. Si algo funciona, no lo toques. Es una de las máximas sagradas del Código Mariano. El cambio de estrategia a última hora en plena moción de censura sólo puede significar una cosa: Mariano no se fía de que todo haya ido tan bien como le dice su entorno. Como a cualquier observador mínimamente informado, le habrán chocado los denodados esfuerzos de unos y otros para cuadrar, aunque fuera a hachazos, el guión de la colosal tunda del estadista al aprendiz de revolucionario que ni por asomo se produjo.

 

El viaje de Pedro Sánchez

Opinión Actualidad

@RaulSolisEU. ‘El viaje de Pedro’ podría ser el titulo de una película romántica ambientada en la Provenza francesa, el nombre de un libro de aventuras, un programa televisivo de viajes o el titular para explicar que Pedro Sánchez viajará a Bruselas como delegado de Mariano Rajoy a reunirse con las altas esferas de la Unión Europea y del socialismo continental, para contrarrestar el relato catalán de que España está reprimiendo a la sociedad civil catalana.

 

La república ilusoria de Catalunya

Opinión Actualidad

Antonio Maestre. Los primeros actos de la nueva y flamante República de Catalunya han sido una comparecencia grabada de su presidente mientras se estaba tomando unos vinos en un bar de Girona y una foto en Instagram del Palau de la Generalitat dando los buenos días a sus súbditos haciendo creer que estaba trabajando y desafiando el 155 mientras huía en coche camino de Marsella.

 

Los estibadores son la excusa, el objetivo son tus derechos

Lucha social

Antonio Maestre. El uso del término “privilegio” es habitual en la patronal y sus acólitos mediáticos en cada conflicto laboral y negociación. Su objetivo es enfrentar a los trabajadores y enseñar a los que peores condiciones tienen que no deben defender a sus compañeros de clase, porque ellos viven mucho mejor. Así se aísla al colectivo en conflicto y es más fácil privarlo de sus derechos adquiridos para equipararlo con los que menos tienen. Es una táctica conocida de atomización de los trabajadores, separar para laminar. Todos iguales, pero por abajo.

 

twitter

JoniJnm.es

últimos comentarios

  • A palabras nazis, oídos rojos leer +
  • Hijos de puta franco os revento elle culo leer +
  • Gracias, compañero, por decir ALto y Claro, lo que... leer +
  • ¡YO MÍO! ESTA PESADILLA NO TIENE FIN, ¿LLEGARA EL ... leer +
  • magistral nuestro hombre, el que debió ser preside... leer +
  • POR TODAS Y CADA UNA DE LAS INDECENCIAS QUE SE NOM... leer +

libros

La España vacía

Agustín García Simón. Los títulos no hacen los libros, como el hábito no hace al monje, pero ayudan mucho a su contenido, trayectoria y existencia, con las que a veces se confunden. En ocasiones son tan atinados que se convierten en eficaces referencias conceptuales y, en los mejores casos, irrumpen en el caudal de la lengua como neologismos imprescindibles tras su aparición, acuñados por los hablantes con un uso frecuente y exitoso. Creo que es el caso de La España vacía. Viaje por un país que nunca fue (Madrid, Turner, 2016), de Sergio del Molino, uno de esos ensayos de la actualidad editorial que, socapa de un totum revolutum en su planteamiento y desarrollo, consigue un conjunto bien armado, original e imaginativo, porque en algunas cuestiones capitales no es menor la imaginación que le echa el autor. El libro viene circulando desde hace meses felizmente jaleado, no obstante el tema escabroso que trata, esa España interior no sólo abandonada vergonzantemente por los poderes públicos y privados, sino también despreciada con estúpida suficiencia por la otra España que su vacío hizo posible; la España  llena y periférica, donde lo más granado de su sedicente intelligentsia sigue aborreciendo con prepotencia cuanto venga de ese mar interior de tierra parda y sus montañas.

Leer más...